•   Santa Cruz de Tenerife, España  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Las barras de las galaxias giran mucho más despacio de lo que se había deducido en observaciones previas a causa de la acción de la materia oscura, según demostraron investigadores del Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC).

La investigación ha sido publicada en la revista Astrophysical Journal y está firmada por Joan Font y John Beckman, con quienes ha colaborado Inmaculada Martínez, informó hoy el IAC en un comunicado en el que señala que aunque se desconoce la composición de la materia oscura parece conformar el 80 por ciento de la masa de la galaxia.

El concepto de materia oscura lo propuso el astrónomo Fritz Zwicky en la década de los años treinta del siglo pasado para explicar por qué las galaxias en el cúmulo de Coma se movían mucho más rápido de lo que se podía explicar según sus masas observadas.

Te interesa: Una nueva galaxia de un tipo poco común localizada a 359 millones de años luz

En la década de los setenta la astrónoma Vera Rubin demostró que las galaxias rotan mucho más rápido de lo esperado en sus zonas externas al combinar las masas de sus estrellas, gas y polvo, y la ley de la gravedad de Newton o Einstein, explica el IAC.

Desde entonces, la comunidad astrofísica ha tomado por válido que las galaxias están rodeadas por un halo de esa materia oscura que no se ve pero que domina sus campos de gravedad, pero nadie ha podido identificar qué la constituye.

Hace veinte años se propuso un experimento según el cual se predijo que los halos deben frenar la rotación de las barras de las galaxias, y, según esa propuesta, si giran lentamente sería una prueba consistente de la existencia de los halos, pero si lo hacen rápido, echaría dudas sobre su existencia y, por tanto, sobre el modelo estándar de la cosmología moderna.

El IAC indica que en las galaxias espirales las estrellas de la barra rotan normalmente más rápido que las de sus brazos debido a la fuerza gravitatoria.