elnuevodiario.com.ni
  •  |
  •  |
  • AFP

La verdad sobre los crímenes de paramilitares colombianos extraditados a Estados Unidos nunca se sabrá, afirmó hoy en Washington la senadora Piedad Córdoba, quien dará un informe "desalentador" al Congreso colombiano sobre la reparación de víctimas. La senadora opositora Córdoba, quien está de visita en la ciudad estadounidense como parte de una comisión del Congreso de seguimiento de la Ley de Justicia y Paz, que llevó a la desmovilización de grupos paramilitares en Colombia, lamentó "que la extradición haya obstaculizado la verdad" de esos crímenes.

"Esa verdad jamás se va a saber en Colombia", apuntó Córdoba, quien aseveró que "las confesiones (de los paramilitares extraditados) están sujetas a su voluntad", ya que "no hay ninguna norma que los comprometa". En Estados Unidos, los fiscales que llevan los casos contra los paramilitares trabajan en probar los crímenes de narcotráfico y "no les interesa la Ley de Justicia y Paz", mientras que los abogados defensores no permiten que sus defendidos sean entrevistados.

Colombia ha extraditado después de la desmovilización de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), que culminó en 2006 con la entrega de armas de casi 32.000 combatientes, a unos 16 jefes para ser juzgados en Estados Unidos por narcotráfico. Córdoba se reunió en Washington con congresistas estadounidenses y organizaciones de defensa de los derechos humanos. Luego destacó que no existen mecanismos para que los bienes que entreguen los extraditados al Tesoro de Estados Unidos puedan ser usados en Colombia para reparar a las víctimas. "No estamos defendiendo a los delincuentes paramilitares, ni estamos en contra de la extradición, pero hay que destacar el irrespeto de la soberanía jurídica del país, las extradiciones fueron intempestivas", señaló la senadora liberal.

Ante este sombrío panorama, "cómo es posible que otros grupos irregulares puedan confiar en acuerdos para avanzar en un proceso de reconciliación y pacificación" en Colombia, se preguntó. Por otro lado, manifestó su pesimismo ante la posibilidad de que se apruebe este año el Tratado de Libre Comercio entre Colombia y Estados Unidos, ante lo que pidió a las autoridades norteamericanas que amplíen las preferencias arancelarias para los países andinos.