•  |
  •  |
  • AFP

El jefe del Estado Mayor Conjunto de Estados Unidos, almirante Michael Mullen, calificó como "muy positiva" la decisión de Colombia de enviar un contingente a Afganistán, tras una reunión en Bogotá en la que los dos países analizaron la cooperación militar. "El compromiso colombiano de enviar tropas a Afganistán que es un paso muy positivo", señaló Mullen en una conferencia de prensa tras reunirse con el ministro colombiano de defensa Juan Manuel Santos y la cúpula militar colombiana. "Esa zona del mundo que está luchando, se beneficiaría de la experiencia de ustedes los colombianos y creo que es muy representativo para nuestra relación también", agregó Mullen.

Colombia ofreció en agosto de 2008 a la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) enviar un contingente de entre 120 y 150 hombres que reforzarían las tropas desplegadas por España en la base de Herat, en el este de Afganistán. Ese contingente estaría conformado principalmente por expertos en el combate contra el narcotráfico y en la erradicación de minas antipersonales. El 20 de febrero el comandante de las fuerzas militares de Colombia, general Freddy Padilla, aseguró que la OTAN había dado su visto bueno al ofrecimiento de Bogotá.

Colombia se convertiría en el único país latinoamericano en la Fuerza Internacional de Asistencia para la Seguridad, ISAF. Un contingente de 500 militares colombianos participa desde 1981 en la misión de paz de la ONU en la península de Sinaí. De concretarse el envío a Afganistán sería la segunda vez que tropas colombianas participan en una operación en el extranjero liderada por Estados Unidos. En 1950 un batallón de Colombia participó al lado de las unidades estadounidenses en la guerra de Corea.