•   Ciudad de México  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La situación de la mujer en el mundo laboral ha experimentado un cambio en los últimos años, pero aún falta para que los logros alcanzados sobre papel se traduzcan en "igualdad real", dice en una entrevista con Efe la representante de ONU Mujeres en México, Ana Güezmes.

En esta edición del Día Internacional de la Mujer, que se celebra mañana, la organización vuelca sus esfuerzos en evaluar la participación femenina en el mercado laboral, en el que, en el caso de México, persiste una brecha que supera la media de los países de la OCDE.

El país latinoamericano cuenta con un marco normativo con el que ha llegado a una igualdad "formal", pero ahora hay que trabajar en "cómo transformamos estos logros en igualdad sustantiva o igualdad real", defiende Güezmes.

De interés: México reprueba proyecto de EE.UU. de separar a indocumentados de sus hijos

El "mayor avance" se ha dado en la participación política, pero en la económica, las mujeres todavía tienen una menor inclusión, dado que "de cada cien hombres en edad de trabajar, 78 participan en el mercado laboral y en el caso de las mujeres, solo el 43 %".

La ocupación se da de manera "segregada", y hay una "sobrerrepresentación" femenina en el comercio y los servicios, y las oportunidades escasean en el mundo de las ciencias de la computación, detalla.

Además, "no hay correspondencia entre el nivel educativo que han logrado las mujeres mexicanas, que prácticamente es paritario en todos los niveles educativos, y la participación laboral".

"El cambio está ocurriendo, pero necesita ir más rápido", sintetiza la representante.

El avance lo frena, entre otros aspectos, el llamado "suelo pegajoso", es decir, aquellos factores que sujetan a las mujeres al ámbito doméstico.

De interés: La impresionante cifra de mujeres desempleadas en América Latina

"El impuesto invisible que pagamos las mujeres es el trabajo no remunerado, cuidar a los niños, las personas mayores, enfermas", afirma Güezmes.

En el caso de México, este trabajo implica para las mujeres 59 horas de trabajo a la semana -que generan 50.000 pesos anuales (2.567 dólares)-, mientras que los hombres dedican mucho menos tiempo, 22 horas.

En ONU Mujeres "vemos una correlación entre esta sobrecarga de cuidado que realizan las mujeres y menos oportunidades de desarrollo profesional, educativo y laboral", apunta.

Lea también: Mujeres impulsarán la economía mundial​

Por otra parte, el "techo de cristal" arroja cifras como que en los comités de empresa del país, la representación femenina no alcanza el 20 %.

Esto demanda una "mayor participación" y no solo de los hombres. La organización pide que se impulse un "sistema integral de cuidado" en el que Estado, empresas, sociedad civil y familias tengan una "corresponsabilidad en el cuidado".