•   Copenhague  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Noruega es un año más el país donde mejor se vive en el mundo, y la República Centroafricana, el peor, según el Índice de Desarrollo Humano difundido hoy por la ONU, basado en datos de 2015.

Australia, Suiza, Alemania, Dinamarca, Singapur, Países Bajos, Irlanda, Islandia y Canadá, empatada con EE.UU., completan los diez primeros lugares de la clasificación elaborada anualmente por el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y que tiene en cuenta los ingresos, la esperanza de vida y el nivel de educación.

En la lista, que incluye 188 países y forma parte del informe sobre desarrollo humano presentado hoy en Estocolmo, Reino Unido ocupa el puesto 16, por delante de Japón (17), Francia (21), Italia (26), España (27), Chile (38), Argentina (45) y Rusia (49), dentro del grupo de 51 países de desarrollo muy alto.

Los últimos diez países de la clasificación, todos africanos, son, empezando por el peor, República Centroafricana, Níger, Chad, Burkina Fasso, Burundi, Guinea, Sudán del Sur, Mozambique, Sierra Leona y Eritrea.

¿Por qué Noruega es el mejor?

Noruega encabeza igualmente la clasificación del IDH ajustado por la desigualdad interna (IHDI), una lista en la que destacan de forma negativa entre los países del primer grupo Chile, Argentina, Corea del Sur, Estados Unidos e Israel.

El PNUD resaltó que el IDH global ha mejorado más de un 20 % desde 1990, un 45 % en el caso de los países menos desarrollados.

El IDHI muestra en cambio que, considerando los indicadores de desigualdad, un 22 % del progreso en ese desarrollo se perdió en los último quince años y que la mayor pérdida recae en los países con menor desarrollo humano, con un 32 % de media.

En cuanto al Índice de Desigualdad de Género, otro indicador incluido en el informe, Suiza es el país con menor desigualdad entre hombres y mujeres, seguida por Dinamarca, Países Bajos, Suecia e Islandia, mientras que Yemen ocupa el último lugar de 159 países, por detrás de Níger, Chad, Mali y Costa de Marfil.

A nivel mundial el estudio revela que el índice de desarrollo humano promedio es seis puntos porcentuales menor para las mujeres, una brecha que se reduce a dos puntos en los países del primer grupo y aumenta a quince en los de bajo desarrollo.

Casi 1.500 millones de personas en los países en desarrollo viven en lo que el PNUD llama pobreza multidimensional, un índice que tiene en cuenta factores como el acceso a agua potable, combustible y servicios de salud, así como artículos domésticos y otros.

De esa cifra total, el 54 % reside en el sudeste asiático y el 34 %, en el África subsahariana.

El informe, bautizado este año "Desarrollo Humano para todo el mundo", resalta que pese a los progresos generales vividos en los últimos 15 años, una de cada tres personas en el mundo siguen viviendo con bajos niveles de desarrollo y que más de 300 millones en los países avanzados viven en la pobreza relativa.

El PNUD subraya que casi en todos los países grupos como las mujeres, indígenas, minorías étnicas, discapacitados, emigrantes y refugiados, y lesbianas, gays, bisexuales, transexuales e intersexuales sufren desventajas específicas que se superponen y refuerzan, aumentando su vulnerabilidad.