•   México  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Una vaquita marina apareció muerta en el mexicano Golfo de California, el único lugar del mundo donde habita esta especie a punto de desaparecer, informó el martes la organización internacional Sea Shepherd.

La marsopa encontrada el domingo ha sido "congelada a la espera de un examen para determinar su causa de muerte", apuntó en un comunicado la organización, que desde el año pasado participa en la Operación Milagro III para salvar a la vaquita marina.

Su población se estima en 30 individuos, de acuerdo con una expedición científica efectuada en febrero pasado.

Un censo previo había encontrado entre septiembre y diciembre de 2015 el doble de ejemplares, mientras que en 2014 había 100 y en 2012 unas 200.

Las autoridades y los ambientalistas estiman que las vaquitas han estado muriendo durante años en redes destinadas a pescar ilegalmente otra especie amenazada, un gran pez llamado totoaba.

Los contrabandistas envían la vejiga natatoria seca o buche de la totoaba a los mercados negros de China y Hong Kong, donde se cotiza a unos 20.000 dólares por kilo para ser servida en sopa, lo que le ha ganado el mote de "la cocaína acuática".

El tráfico de la totoaba pasa por territorio estadounidense, han denunciado organizaciones internacionales.

El hallazgo del cadáver de la que es considerada la marsopa más pequeña del mundo, también conocida como el "panda marino" por los aros negros alrededor de sus ojos, ocurre una semana después de que fuera encontrado muerta una cría bebé.

"Es deprimente presenciar la extinción de una especie debido a la codicia humana", dijo Oana Layolle de Sea Shepherd.

Lorenzo Rojas-Bracho, miembro del Comité Internacional para la Recuperación de la Vaquita (CIRVA), dijo a la AFP que los científicos intentarán capturar vaquitas en octubre para su reproducción en cautiverio.