• |
  • |
  • Edición Impresa

Se llama rana de lluvia ecuatoriana (Pristimantis acuadorensis), tiene un aspecto “espectacular” –de color verde brillante, negro y blanco- vive en los bosques nubosos de Ecuador y su supervivencia está amenazada, así es la nueva especie de batracio recientemente descubierta.

El equipo de biólogos que han encontrado a la rana de lluvia ecuatoriana, la han bautizado con ese nombre en honor a “la abrumadora belleza, la diversidad biológica y cultural” de la República de Ecuador, donde vive el animal, indican en el estudio.

El descubrimiento de la nueva especie surgió en una expedición de campo encabezada por el director del estudio, el profesor de la Universidad San Francisco de Quito (USFO), Juan M. Guayasamín, para estudiar otra categoría de ranas ya conocida.

La nueva especie está “amenazada”, según los criterios de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, en especial por su pequeña población, su rareza y la pérdida de su hábitat a causa de la agricultura y la tala. Esta no es la primera vez que Guayasamín y el biólogo de la estadounidense Universidad estatal de Colorado EE. UU. Chris Funk, que colaboran desde hace más de 20 años, descubren una nueva especie de rana, ya lo hicieron en 2009 con la Pristimantus bicantus.

En sus estudios, Guayasamín y Funk realizan muestreos genéticos de ranas en todo el país, lo que les permite localizar nuevas especies.