• |
  • |
  • Edición Impresa

El descubrimiento de un circuito cerebral necesario para la formación de los recuerdos puede hacer que se tengan que revisar los actuales modelos dominantes sobre cómo se produce la consolidación de la memoria, según un informe que publicó Science.

Hasta ahora y, según el llamado modelo estándar, se consideraba que las experiencias de la vida habitual, por ejemplo la visita a un familiar, son almacenadas por nuestro cerebro en el hipocampo como recuerdos a corto plazo, lo cuales se consolidan en una etapa posterior en el córtex para ser almacenados a largo plazo.

Un nuevo estudio del Instituto Tecnológico de Massachusetts (EE. UU.) sobre los circuitos neuronales que subyacen en este proceso reveló, por primera vez, que los recuerdos se forman de manera simultánea en el hipocampo y en el córtex cerebral.

Sin embargo, los recuerdos a largo plazo permanecen en estado silente durante unas dos semanas antes de alcanzar “un estado maduro”.

Este y otros descubrimientos recogidos en el estudio del MIT proporcionan una visión completa de los circuitos y mecanismos para la consolidación de los recuerdos, indicó el autor principal del estudio Susumu Tonegawa.

El equipo de Tonegawa ha desarrollado un método para etiquetar un tipo de células llamadas engramas, que contienen recuerdos específicos, lo que permitió a los expertos identificar los circuitos que están relacionados con el almacenamiento de los recuerdos y su recuperación.