• |
  • |
  • Edición Impresa

El director ejecutivo de Onusida, Michel Sidibé, dijo esta semana en Berlín para 2030 será posible controlar la epidemia de sida en el mundo, pero subrayó la importancia de continuar trabajando para alcanzar este objetivo.

“Podemos ganar para 2030, estoy convencido, podemos controlar esta epidemia, pero todavía no hemos llegado ahí. Tenemos que seguir trabajando conjuntamente para demostrar que es posible”, dijo Sidibé tras reunirse en la capital alemana con representantes del Gobierno de Berlín y organizaciones dedicadas a la prevención del sida.

En la lucha contra el sida se ha progresado mucho y se ha pasado “de la desesperación a la esperanza”, con un país tras otro anunciando que ya no nacen bebés con VIH y un incremento del número de personas que reciben tratamiento.

Pero “el ciclo de infecciones continúa”, advirtió, al referirse

al “gran problema” que todavía representa el sida en Europa del Este y Asia Central, donde, señaló, las infecciones están aumentando.

También en África existe un problema con las adolescentes que están siendo víctimas de violaciones y violencia a las que los servicios asistenciales no logran llegar, así como hombres jóvenes que no son sometidos a la prueba del sida y no reciben tratamiento

“Necesitamos ser capaces de contar con programas integrales para estos grupos que están siendo dejados atrás y a los que no logramos llegar con nuestros programas”, subrayó.