•   México  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Las autoridades mexicanas anunciaron hoy la ampliación de la restricción de pesca en el Alto Golfo de California, en el noroeste del país, a fin de proteger especies en peligro de extinción como la vaquita marina o la totoaba.

"La restricción de pesca en el Alto Golfo de California permanecerá hasta no contar con técnicas y redes sustentables que cuiden el entorno ambiental y protejan a especies como la vaquita marina y la totoaba", indicó el ministro de Agricultura, José Calzada.

En la 29 reunión del Comité de Operaciones Interinstitucionales para la Atención Integral del Alto Golfo de California, el titular de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) informó que el Gobierno continuará dando incentivos a pescadores de la zona para fomentar productividad.

Explicó que la protección del mamífero marino, del que ecologistas estiman que quedan unos 30 ejemplares, requiere "la armonización, integración y organización de diversas dependencias, pero también la coordinación al más alto nivel". 

"Todos en conjunto tenemos un gran reto, el de proteger a la vaquita marina, porque en efecto las poblaciones de esta especie disminuyen de manera sistemática a través del tiempo y esto nos obliga a tener estrategias mucho más efectivas en los años venideros", aseveró.

El ministro dijo que las medidas tomadas "no tienen precedente" y esta zona es hoy la de "mayor vigilancia" del país. Asimismo, agradeció el apoyo de los pescadores que entienden la importancia de conservar los ecosistemas existentes en México.

Por lo que respecta a la conservación del pez totoaba, Calzada resaltó que habrá una inversión de 42 millones de pesos (2,25 millones de dólares), de los cuales la gran mayoría son recursos federales. En este contexto, el secretario detalló que estos recursos forman parte de un proyecto con la Universidad Autónoma de Baja California para liberar unos 23.000 alevines y, a futuro, la cifra podría aumentar hasta el millón de crías.

Grupos ecologistas como Greenpeace y el Centro de la Diversidad Biológica (CBD) han denunciado en multitud de ocasiones la falta de atención de las autoridades a la problemática que representa el que la vaquita marina quede atrapada en la redes usadas en la captura del pez totoaba.

La vejiga natatoria o buche de la totoaba se vende hasta en 9.000 dólares, para después ser comercializado en China, donde le atribuyen propiedades afrodisiacas o sanatorias. México tiene más de 11.000 kilómetros de litorales, y la pesca registró el año pasado un crecimiento del 19 % y la acuacultura un 14 %, de acuerdo con datos de la Sagarpa.