•   Bogotá, Colombia  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El funcionario de la ONU Herledy López, que fue liberado hoy tras permanecer secuestrado desde el pasado 3 de mayo por una disidencia de las FARC, afirmó hoy que nunca le dieron información acerca de por qué ese grupo lo plagió.

"No tuve información, no supe qué estaban pidiendo ni del proceso de negociación. Nunca me dijeron la causa ni el proceso", dijo López a periodistas nada más aterrizar en Bogotá.

López fue secuestrado en Barranquillita, un remoto caserío situado a dos horas de viaje por tierra del municipio de Miraflores, en el selvático departamento de Guaviare (sureste), donde trabajaba en el Programa Nacional de Sustitución de Cultivos de Uso Ilícito (PINS).

El funcionario permanecía en poder del Frente Primero de las FARC que, bajo el mando de alias "Iván Mordisco", que se ha opuesto al acuerdo de paz firmado en noviembre pasado por el Gobierno y esa guerrilla.

López, que mostraba buen aspecto, detalló que fue dejado en un corregimiento (pueblo) del departamento del Meta (centro), desde donde tuvo que esperar a que abrieran el centro de comunicaciones local para poder informar que había sido puesto en libertad.

Durante los más de dos meses que estuvo secuestrado, aseguró que se sintió "la presión del Ejército", por lo que debían caminar mucho y cambiar de campamento con frecuencia.

Según detalló, siempre lo acompañaron entre nueve y quince personas que lo custodiaban y recibió un buen trato "dejando de lado el hecho de que estaba secuestrado".