•   Buenos Aires, Argentina  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Especialistas en cáncer de Argentina, Colombia, México y Estados Unidos coincidieron hoy en que difundir información sobre esa enfermedad facilita su prevención, según expusieron en el foro Roche Press Day.

"En unos años uno de cada tres pacientes va a aportar un cáncer. Uno de cada tres de esos cánceres son prevenibles con medidas que desde el punto de vista económico no tienen impacto en los presupuestos gubernamentales", explicó a Efe el doctor Rubén Torres, rector de la Universidad Isalud de Argentina.

Torres, que ha trabajado en la Organización Panamericana de la Salud (OPS), agrega que hay padecimientos en los que se puede reducir la posibilidad de tener cáncer.

"La obesidad es un factor que afecta en un 15 por ciento en la incidencia de cáncer y se puede perfectamente prevenir; el uso de tabaco, en el que afortunadamente hemos dado pasos muy importantes en América Latina, también", dijo.

El doctor Alejandro Mohar, investigador en ciencias médicas del Instituto Nacional de Cancerología (INCan) de México, matizó que hay que "trabajar en la prevención sin olvidar que cientos de pacientes van a tener que recibir tratamiento".

Mohar, artífice de políticas públicas para controlar el cáncer en su país, destaca que "uno de cada tres mexicanos o argentinos (entre otros) será diagnosticado de cáncer" en algún momento de su vida.

De ahí la importancia de generar conciencia en la sociedad civil para poder hacer frente al desafío, ya que se calcula que alrededor de 26 millones de personas tendrá cáncer en 2030.

Carlos Francisco Fernández, médico especialista del Hospital San Ignacio de Colombia y asesor médico de la Casa Editorial El Tiempo, opinó que los periodistas tienen un papel clave como "traductores esenciales entre ese mundillo técnico, científico, biológico, genético y la gente".

El reto es inmenso ya que el crecimiento del cáncer en el mundo es una realidad, dijo.

"La epidemia de cáncer en el mundo y en particular en América Latina ha sido tal que ha rebasado la velocidad con la que se crea infraestructura para el diagnóstico, los tratamientos y la formación de recursos humanos", afirma Mohar.

Torres señala que existen barreras para el acceso ya que "vivimos en el continente más desigual del planeta. Esa inequidad se manifiesta no solo en términos económicos sino también en acceso a diagnóstico, tratamiento y prevención del cáncer".

Según Mohar, alrededor de 1 millón de casos de cáncer se diagnostican al año en América Latina.

"En los próximos 15 años este incremento será del 80 por ciento", señala.

Mohar explica que "la oportunidad es qué hacemos para cambiar factores de riesgo", porque "no nos vamos a volver atletas, el tabaco no va a desaparecer, el consumo de ciertos alimentos tomará varias décadas para cambiarse".

Alessandra Durstine, fundadora de Catalyst Consulting Group, una organización que da asesoría técnica a ONGs que agrupan pacientes con cáncer y trabajan en temas de salud, indica que "los sistemas de salud en América Latina fueron creados para enfermedades infecciosas, no para enfermedades crónicas complejas".

Durstine expone que su organización trata de "dar apoyo a las ONG que pueden hacer recomendaciones al Gobierno y normalmente las ONG están enfocadas a las personas de bajos recursos".

La especialista dice que el desafío es confrontar al cáncer con un plan claro.

"Hay que saber cómo gastar el dinero y dónde hacer la inversión. Es una enfermedad cruel cuando su manejo es desorganizado", considera.

Mohar concluye que la clave es trabajar a fondo en "prevención, detección temprana, diagnóstico y tratamiento".