•   Beirut, Líbano  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Tres jóvenes tigres de Siberia que fueron rescatados de un presunto tráfico clandestino partieron de Líbano con destino a Francia para comenzar una nueva vida este martes, anunció un grupo de protección de los animales.

Los felinos habían sido descubiertos en marzo en el aeropuerto de Beirut en una caja de madera, deshidratados.

Llegaban de Ucrania y eran llevados a Siria, pero un juez libanés ordenó entregarlos a la asociación Animals Lebanon, que se hizo cargo de ellos.

La oenegé comenzó una batalla jurídica que duró cuatro meses hasta que, el 7 de junio, obtuvo el acuerdo del gobierno libanés para transferir a los tigres a Francia.

La noche del lunes, los tres tigres -May, Antoun y Tanya- embarcaron en un avión especial que tenía previsto aterrizar la noche del martes en el santuario de la asociación Tonga Terre d'Accueil, cerca de Lyon (este), indicó el director de Animals Lebanon, Jason Mier.

"Tras el despegue del avión pude dormir. Ahora por fin pueden disfrutar de su vida", reconoció a la AFP.

Desde que se hizo cargo de los tres tigres, la oenegé afirma que recibió muchas amenazas.

"Fuimos escoltados por la policía anoche" durante el camino al aeropuerto, contó Mier a la AFP. Los tigres "valen mucho dinero y todo gira en torno a eso".