•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

El dicho reza que el dinero no puede comprar la felicidad, pero de acuerdo a un reciente estudio publicado por la Universidad de Columbia Británica de Canadá, en realidad el dinero sí puede comprar la felicidad - pero, no por la razón que estás pensando.

¿Y Entonces? De acuerdo al portal ucraniano de Marie Cleire, la razón por la que el dinero puede realmente aumentar tu felicidad es porque te da la capacidad suficiente para administrar tiempo; eso se correlaciona directamente con tu bienestar, debido a que mucha gente en estos días está experimentando un "hambre de tiempo" (un término que fue acuñado por primera vez en 1999 para describir tener mucho que hacer, pero no hay tiempo para hacerlo todo).

Por su parte, los psicólogos dicen que la falta de tiempo es lo que contribuye al estrés, la ansiedad y hasta el insomnio.

Por lo tanto, a partir de hoy podés comenzar a pensar en cómo ahorrar dinero para que en unos años logrés liberar algo de tu tiempo.

  • Cuando tu pareja te pide un tiempo

Aparentemente, un tercio de lo que nosotros compramos cada mes tiene que ver con comprar más tiempo par nosotros mismos, pensá desde los deliverys, hasta el pago de la doméstica del hogar.

Entonces, si la ciencia dice que comprar tiempo es un buen uso para tu dinero, ¿quienés somos nosotros para contradecirlo?

¿Querés ahorrar, pero no sabés cómo? Aquí te dejamos algunos consejos que Elaine Miranda, especialista en finanzas personales y autora del blog Plata con Plática, comparte en su post “55 Maneras de ahorrar $1.00 dólar al día”.

  1. Llevá tu comida al trabajo en lugar de comprarla fuera.
  2. Hacé tu café en la casa y llevalo en un termo, en lugar de comprarlo en cafetería.
  3. Cambiá las compras en tiendas de centros comerciales por tiendas de segunda mano o ventas de patio.
  4. ¿Te dieron un regalo que no usarás? Usalo de regalo para alguien más.
  5. Pasá unos minutos negociando con tu banco para tener una mejor tasa con tu tarjeta de crédito u otros préstamos.
  6. Reemplazá los frescos o refrescos con agua. También es más sano.
  7. Intentá reparar algo por tu cuenta en lugar de contratar.
  8. Hacé trueque/canje con amigos por un servicio, en lugar de pagar en efectivo.
  9. Andá al cine cuando hay 2×1, en lugar de pagar el precio completo.
  10. Cambiá uno (o algunos) de tus artículos consumibles regulares por genéricos.
  11. Lavá tu carro vos mismo, en lugar de darlo a lavar.
  12. Hacé mandados un día a la semana para ahorrar combustible.
  13. Encontrá un libro gratis en Amazon para descargar, en lugar de pagar por uno.
  14. Disfrutá de una comida sin carnes 2 veces por semana.
  15. Aprendé a hacerle grooming a tu mascota. Muchas personas lo hacen y se ahorren un buen dinero al año.
  16. Usá efectivo en lugar de la tarjeta de crédito y ya estás ahorrando al despreocuparte por los intereses.
  17. Comprá algunos de los productos que usás al por mayor.
  18. Cambiá ropa con una amiga para expandir tu clóset sin gastar.
  19. Cociná algo desde cero.
  20. Disfruten con un juego de mesa en lugar de salir un día.
  21. Hacete tu propio manicure y no pagués en el salón.
  22. Descontinuá las suscripciones y membresías que NO estás usando.
  23. Aprendé un nuevo hobby a través de youtube.com o Craftsy.com
  24. Hacé tus compras del súper sin tus hijos.
  25. Hacé tus compras del súper con el estómago lleno.
  26. Planificá tus comidas con una semana de antelación.
  27. Comprá con lista en mano y adherite a esa lista.
  28. Evitá las tiendas de conveniencia. Pagarás extra por esa conveniencia.
  29. Mantené tus cuentas de ahorro en un banco que cobre bajas –o cero- comisiones.
  30. Apagá todas las luces y aparatos eléctricos una vez por semana a partir de determinada hora.
  31. Si comprás gaseoas, que sean de 2 litros en lugar de lata. Resulta mucho más barato por precio unitario.
  32. Reemplazá las bolsas de basura por las bolsas que ya te dan en el súper y tiendas gratis.
  33. Pagá tus cuentas a tiempo para evitar cargos por reconexión.
  34. Cambiá el gym –y su mensualidad- por una rica corrida en la calle.
  35. Dejá pasar las bebidas alcohólicas y aperitivos en los restaurantes.
  36. Dormí mucho y evitá el estrés. Un cuerpo sano significa menos visitas a los médicos, y más dinero en tu bolsillo.