•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Un extraño cadáver de un bebé fue encontrado por un equipo de arqueólogos rusos en la costa oriental de la península de Crimea.

El hallazgo ha alarmado a la población de esta zona, pues el cadáver tiene una apariencia muy extraña. Tiene  el cráneo alargado, cuya peculiar forma según los investigadores “recuerda a la que popularmente se le atribuye a los alienígenas”.

Según medios de Crimea, el esqueleto del bebé, supuestamente de año y medio de edad y de género masculino, fue hallado en la necrópolis conocida como Kyz-Aúl, y se remonta al siglo II a.d.

Los científicos han atribuido el hallazgo del esqueleto del extraño bebé a las antiguas tribus que habitaban la zona en esa época.

Según los arqueólogos también podría estar relacionado con la hipótesis de los antiguos astronautas, que decían que los cráneos de este tipo sean una prueba  de las visitas de criaturas alienígenas a la Tierra en la época antigua.

Esa es la razón por la que los investigadores apodaron este hallazgo, como “la tumba de un extraterrestre”.

Los primeros hallazgos de cuerpos con cráneos alargados en esta zona de Kerch se remontan a 1826, según los investigadores. Según ellos, las tribus locales lo hacían supuestamente para influir en el carácter de un niño recién nacido con estos cambios, haciéndole más agresivo y convirtiéndole en un guerrero de verdad.