•   Madrid, España  |
  •  |
  •  |
  • EFE

“El concepto de turista single ha evolucionado considerablemente en la última década, y se estima que de este tipo de viajeros al menos el 30% tiene pareja.” Así lo asegura a Efetur la responsable de la agencia especializada Viajarsolo.com, Hellen Faus, quien defiende que la falta de coincidencia en el periodo vacacional o la divergencia en las aficiones son algunos de los principales motivos por los que los turistas optan por realizar una escapada en solitario.

Punto de encuentro

Para satisfacer las necesidades de este segmento de la población, nació en 2002 esta agencia “pionera” en España y concebida como un “punto de encuentro para cualquier persona que quiera viajar, no tenga con quién hacerlo y no quiera renunciar a ello”.

Se trata, explica Faus, de crear experiencias para cualquier persona, sin importar la edad, sexo, o condición, con “un concepto único y diferente, know-how y unas características muy especiales”. Dentro de las propuestas que ofrece la agencia se integran desde viajes de fin de semana hasta escapadas de cuatro meses o vueltas al mundo, “un abanico de posibilidades que lo abarca absolutamente todo”.

Aunque señala que es difícil identificar una propuesta estrella, porque “el destino que un año está de moda al año siguiente puede resultar indiferente”, sí se registra una mayor demanda hacia aventuras “más exóticas, raras o caras para las que es más complicado encontrar compañeros de viaje”.

Un interés al alza se observa hacia el turismo de trenes turísticos, una propuesta que “ha experimentado un crecimiento exponencial en el último año”. “Cada vez existen más viajeros que optan por realizar un recorrido temático en tren como vehículo de transporte y compañía”, explica. El Transiberiano o el tren de las Maravillas en Ecuador son algunas de las sugerencias de la compañía.

Según Faus, el turismo de buceo también está en auge y las reservas han aumentado más de un 50% en el último ejercicio. El perfil medio corresponde a una persona experimentada en esta actividad, single y que solicita destinos muy diversos, desde Maldivas hasta la Gran Ruta Sur en Sudán.

Otras tendencias

Cuando le preguntamos por el perfil general del turista single, la experta reconoce que se trata de gente “muy viajera”, con edades comprendidas entre los 35 y 60 años, que buscan destinos “poco convencionales” y eligen cualquier momento del año para viajar. “No tienen por qué ser personas solteras, hay mucha presencia de divorciados, viudos o que simplemente no comparten con su pareja la afición por viajar”, explica la experta. Si bien siempre han predominado las mujeres en este tipo de viajes, en los últimos años se ha registrado un aumento progresivo de hombres.

“La edad no importa, porque viajar es una cosa que una vez que lo pruebas no dejas de hacerlo; si estás enganchado, lo estás de por vida”, añade.

Faus recuerda que el concepto single antes “lo relacionaban con el solterón, el pobrecito y había que explicarlo. “Ahora es todo lo contrario, está de moda, está bien visto y ha adquirido otro estatus, ahora es incluso el envidiado. Ha cambiado mucho”, defiende.

“De hecho, hace años, el 95% de las llamadas telefónicas que recibíamos era para contarle al cliente lo que ofrecíamos y ahora es directamente para reservar”, añade.

Este incremento se reflejan en los datos que maneja la compañía, que asegura dar servicio cada año a cerca de 3,500 viajeros. Un éxito que se debe también a que “cada año la gente va perdiendo el miedo”, dice Faus.

En su opinión, ésta es una experiencia digna de disfrute para quien busca “viajar sin acompañante, pero rodeado de gente”. “Ser los pioneros siempre te tiene que dar un plus y nosotros buscamos inventar, hacer cosas nuevas… Somos serios, profesionales, innovamos. Siempre respondemos, siempre damos la cara, y siempre estamos ahí”, concluye.