•   Barcelona, España  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El Premio Planeta, el mejor dotado económicamente de España, se continuará fallando y entregando en Barcelona, pese a que el Grupo Planeta decidió esta semana trasladar su sede social a Madrid por la situación en Cataluña, explicó hoy el presidente de la compañía editorial, José Creuheras.

"Puedo asegurar hoy que nuestra decisión es seguir celebrando el Premio Planeta en Barcelona", afirmó Creuheras en la habitual conferencia de prensa de la víspera de este premio literario que este año celebra su edición número 66.

El presidente de Planeta recordó que las tres primeras ediciones del premio, creado en 1951, se entregaron en Madrid pero después de trasladó a Barcelona.

En total este año se han presentado 634 novelas, un nuevo récord, que demuestra "la confianza de los autores en el premio", según Creuheras, de las que diez han llegado a finalistas para el certamen que se fallará mañana.

En nombre del jurado, el editor Emili Rosales explicó que "en el conjunto de novelas que optan al galardón domina la novela histórica y la novela social contemporánea, aunque estén todos los matices de los géneros representados".

Por otra parte, el director general de la división de Libros, Jesús Badenes, subrayó que el principal reto al que se enfrenta el libro hoy es "la globalización de los contenidos" y el cambio en la venta de los libros, con la aparición de empresas como Amazon o Google".

En la actualidad, Planeta edita en cinco lenguas y está presente en más de quince países, y estas cifras se refuerzan con el Premio Planeta.

Como ejemplo, Badenes citó la novela "Todo esto te daré", de la española Dolores Redondo que ganó el galardón el pasado año, que se ha publicado en 19 lenguas y casi 40 países.

Añadió que continúa vigente la definición del oficio de editor que hacía el fundador de Planeta, José Manuel Lara: Poner en contacto a todo aquel que quiera escribir con aquel que le quiera leer.

"Aunque cambian los formatos, la esencia es la misma, sigue dominando el formato papel", dijo Badenes, quien explicó que el único mercado donde el soporte digital es más importante, Estados Unidos, supone menos del 20 %, mientras que en "Italia, Francia, Alemania y España el libro físico supone más del 90 %, que se compra en librerías o directamente en Internet".

El escritor español y miembro del jurado Juan Eslava Galán, que dio un apunte literario de cada una de las diez novelas finalistas, apuntó que entre éstas hay varias novelas históricas, una de ellas con un astrónomo ambientada en el siglo XI que "podría recordar" a El Médico de Noah Gordon, varias novelas negras y de intriga e historias románticas.