Secciones
Multimedia

Un 68 % de los brasileños están dispuestos a comprar durante el Viernes Negro

Foto por: EFE

En Brasil, tiendas y grandes almacenes anunciaron que permanecerán más horas abiertos para atender toda la demanda, algunos de los cuales incluso adelantaron sus ofertas a la noche de este jueves.

Un 68 % de los brasileños se muestran dispuestos a comprar durante el "Black Friday" o Viernes Negro frente al 61 % registrado el año pasado, según una encuesta de Google Brasil divulgada hoy que refleja la tímida recuperación de la economía tras dos años de profunda recesión.

El sondeo indicó que el 80 % de los consumidores encuestados prefieren comprar por internet, mientras que solo el 11 % dijo haberse informado de descuentos a partir del boca a boca u otras formas de publicidad.

La celebración del Viernes Negro llegó a Brasil hace relativamente pocos años y ya es una fecha señalada en rojo en el calendario de los comercios del país, que han conseguido atraer a los consumidores por los jugosos descuentos que ofrecen, hasta del 80 % en algunos casos.

De acuerdo con datos de la empresa Ebit, solo en el comercio digital está previsto que el Viernes Negro mueva en Brasil 2.190 millones de reales (unos 680 millones de dólares), un 15 % más con respecto al mismo periodo de 2016.

El sector espera una mayor afluencia de clientes, animados por la mejora de la economía, que se expandió un 1 % en el primer trimestre de este año y un 0,2 % en el segundo.

La tímida recuperación prevista para 2017 contrasta con la profunda caída del producto interno bruto (PIB) en los dos años anteriores.

El PIB brasileño se desplomó el 3,8 % en 2015 y un 3,6 % en 2016, en una de las peores crisis de las últimas décadas, lo que afectó de manera severa al mercado interno, tradicionalmente uno de los motores de la economía del país.

La severa recesión disparó la tasa de desempleo, que llegó a situarse en el 13,7 %, pero que en septiembre ya bajó hasta el 12,4 %, lo que equivale a unos 13 millones de personas sin trabajo, según datos oficiales.

El Viernes Negro nació en Estados Unidos como una jornada de fuertes descuentos en el comercio el día siguiente al de Acción de Gracias para dar el pistoletazo de salida a la campaña de Navidad, lo que genera largas colas y escenas de histeria a las puertas de los establecimientos.