•   Luxor, Egipto  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Arqueólogos egipcios han descubierto una momia enterrada en una tumba que no había sido explorada en Luxor, a orillas del Nilo, informó el ministerio de Antigüedades este sábado.

La arqueóloga alemana Frederica Kampp descubrió esa tumba y otra adyacente en la década de los años 1990, pero no llegó a adentrarse en los yacimientos, explicó el ministerio.   

Ambas tumbas fueron registradas con números por Kampp, y datan posiblemente de la época del Nuevo Reino, hace unos 3.000 años.

Desde el descubrimiento de Kampp "ambas tumbas habían permanecido intactas" hasta que la misión arqueólogica inició sus trabajos.

El ministro de Antigüedades, Khaled al-Enany, acudió a Luxor para anunciar el descubrimiento en la necrópolis de Draa Abul Nagaa, cerca del conocido Valle de los Reyes, donde fueron enterrados muchos faraones, incluido Tutankamón.

El ministro explicó que además de objetos funerarios, los arqueólogos hallaron "una momia envuelta en lino" y que los primeros análisis apuntan a que podría ser "un alto funcionario o una persona poderosa".

La tumba podría pertenecer a "una persona conocida como Djehuty Mes, cuyo nombre aparece en uno de los muros" o "al escriba Maati, puesto que su nombre y el nombre de su esposa Mehi están inscritos en 50 conos funerarios hallados en la cámara rectangular de la tumba".