•   Río de Janeiro, Brasil  |
  •  |
  •  |
  • AFP

En Brasil, las jóvenes negras corren un riesgo 2.19 veces mayor de ser asesinadas que las blancas, apunta un informe de la Unesco divulgado este lunes, que confirma la desigualdad racial persistente en ese país.

El Índice de Vulnerabilidad Juvenil a la Violencia 2017 trae por primera vez un enfoque de género en las estadísticas, que ya habían mostrado en años anteriores cómo los jóvenes negros son mucho más vulnerables a la violencia que los blancos.

Mientras que la tasa de homicidios de mujeres blancas es de 3.6 por cada 100,000 habitantes, el mismo indicador entre mujeres negras asciende a 7.8 asesinatos por cada 100,000 habitantes.

En estados como Rio Grande do Norte (noreste de Brasil), por ejemplo, las chicas negras de 15 a 29 años tienen 8.11 veces más posibilidades de ser asesinadas que sus congéneres blancas.

El estado de Paraná (sur) es el único donde las jóvenes blancas enfrentan más riesgos que las negras.

Considerando el conjunto de jóvenes en general, los hombres y mujeres negros entre 15 y 29 años tienen 2,7 veces más probabilidades de ser asesinados que los blancos de su misma edad.

El informe utiliza registros oficiales de 2015 (los últimos disponibles) y fue elaborado por la Unesco en conjunto con la gubernamental Secretaría de la Juventud y el apoyo técnico del Foro Brasileño de Seguridad Pública, dedicado al estudio de la violencia en Brasil.

El 54% de los 208 millones de habitantes del país son negros o mestizos, según datos oficiales.

Y aunque Brasil abolió la esclavitud en 1888, la gran mayoría de los afrodescendientes continúa relegada a la base de la pirámide social.

En la franja del 10% de brasileños más ricos, 70% son blancos; y en la del 10% más pobre, 74% son negros, según el Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE).

Del total de brasileños negros y mestizos, solamente 5% ocupa cargos ejecutivos.