•   La Habana, Cuba  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Especialistas cubanos iniciarán en enero próximo un estudio piloto para detectar la fibrosis quística en bebés de cinco provincias de la isla y comprobar la efectividad de un diagnosticador de manufactura nacional, más asequible para el país caribeño que su versión foránea, informan hoy medios oficiales.

La prueba se realizará durante tres meses, en la primera semana de nacidos, a niños de La Habana, Mayabeque, Artemisa, Matanzas (occidente) y Sancti Spíritus (centro), declaró a la estatal Agencia Cubana de Noticias la presidenta de la Sociedad Cubana de Pediatría, Gladys Abreu.

Abreu destacó que además de contribuir a un diagnóstico temprano y por ende a un mejor pronóstico para los enfermos, se recogerá información significativa sobre la efectividad de un diagnosticador de fabricación cubana, que se une al estudio de otras cinco enfermedades detectadas en bebés por la sangre del talón.

"Hasta ahora el pesquisaje neonatal para ese mal solo se realiza en Cuba por sospecha clínica", dijo la especialista.

La fibrosis quística es una enfermedad hereditaria potencialmente mortal, provocada por un funcionamiento deficiente de las glándulas exocrinas y que afecta a los pulmones y el sistema digestivo.

En Cuba hay diagnosticados unos 290 pacientes, de los que el 60 % son niños y el 40 % es mayor de 19 años, reveló Abreu.

Según la titular de la Sociedad Cubana de Pediatría, el país no había podido adquirir el reactivo necesario para detectar el padecimiento al momento de nacer por su alto costo en el mercado internacional y las limitaciones del embargo económico y comercial que Estados Unidos mantiene aún sobre la isla.

Esta prueba piloto tiene un antecedente en un estudio diseñado para comparar el diagnosticador cubano y la versión ya existente en el mercado internacional.

"La prueba piloto en 2018 corroborará su efectividad en el pesquisaje neonatal", indicó la doctora.

En Cuba existe una Comisión Nacional de Fibrosis Quística, creada en 1974 por el profesor Manuel Rojo Concepción, considerado una de las principales figuras en el estudio de esta patología.

El Gobierno de la isla garantiza, a través de un programa gratuito, las medicinas y otras necesidades a los enfermos de fibrosis quística, resaltó la especialista.

Añadió que en los últimos años el país caribeño ha evolucionado favorablemente en el pronóstico del padecimiento, en lo que han influido el diagnóstico precoz y el surgimiento de nuevas terapias para corregir la insuficiencia pancreática y enfrentar las infecciones respiratorias.