•   París  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La alcaldesa de París, Anne Hidalgo, quiere acabar con las colas de acceso a la Torre Eiffel, el monumento de pago más visitado del mundo, y mejorar las instalaciones de acogida de los turistas que acceden al lugar.

En declaraciones al semanario "Le Journal du Dimanche", Hidalgo aseguró que el mes próximo sacarán a concurso un proyecto de renovación de los alrededores de la torre destinado a arquitectos internacionales.

En abril, un jurado designará los proyectos finalistas y en mayo de 2019 será elegido el ganador, que debe renovar en entorno del monumento, incluidos los vecinos jardines de los Campos de Marte y la orilla del Sena cercana a la torre.

El objetivo, según Hidalgo, será "renovar la explanada de la torre para que sea más acogedora" y que se acaben las colas.

Para ello, el monumento ha lanzado ya un proyecto que persigue incrementar las ventas de entradas a través de internet, que fijan la hora de visita y que actualmente son solo el 20 %, pero que pretenden que sean el 80 % en el horizonte de 2020.

En paralelo, la alcaldesa quiere que el visitante encuentre en su camino hacia la torre diversos servicios, como puntos de información, lugares de reposo, venta de bocadillos o recuerdos y baños, en lugar de la multitud de vendedores callejeros que ahora pueblan el lugar.

Los proyectos que concursen deben tener en cuenta el muro transparente antibalas de 3 metros de alto ya aprobado como medida de seguridad antiterrorista y que rodeará la Torre Eiffel en mayo próximo.

El presupuesto de estas obras ronda los 50 millones de euros y se inscribe dentro de los 300 millones destinados por la Alcaldía a la mejora de la torre entre 2017 y 2032, que incluyen la renovación del segundo piso, de uno de los ascensores, del sistema de luces intermitentes instalado en 2000 o de la pintura del monumento.

Para financiar estos proyectos, la sociedad pública que gestiona la Torre Eiffel ya decidió un encarecimiento de las entradas, aplicado desde el pasado 1 de noviembre, que ha hecho pasar las más caras de 17 a 25 euros.

El emblema de París celebró en septiembre pasado su visitante número 300 millones desde su inauguración en la Exposición Universal de 1889.