•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Las ventas de viviendas de los urbanizadores del país crecieron 4.1% el año pasado, informó ayer la Cámara de Urbanizadores de Nicaragua (Cadur).

Este año, 2018, el sector urbanístico espera colocar entre 6,000 y 8,000 viviendas, dijo el presidente de Cadur, Héctor Lacayo, a periodistas.

Las proyecciones de Cadur se basan en la ampliación del techo mínimo del costo de la vivienda de interés social para obtener un subsidio estatal, la disponibilidad de recursos de crédito hipotecario y la ampliación de la oferta por parte de los urbanizadores.

“La idea es que este año, estas 6,000 a 8,000 viviendas (sean vendidas); son proyectos nuevos, vamos a ver más ofertas”, sostuvo Lacayo.

Mayor oferta

Los urbanizadores aumentarán la oferta principalmente con viviendas multifamiliares, que pueden ser adquiridas y habitadas por más de una familia, y con diseños novedosos.

En 2017, Cadur vendió unas 5,000 viviendas, 200 más que en 2016. El aumento se debió en parte a una reforma de ley que elevó el techo de las casas de interés social desde los US$32,000 hasta los US$40,000 si son para una familia, o US$50,000 si son multifamiliares, lo que beneficia a los compradores con un subsidio de hasta US$2,000 en la prima y hasta US$70 en el pago mensual.