•  |
  •  |

Los acreedores internacionales podrían garantizar en línea de crédito 120 millones de dólares destinados a los pequeños y medianos productores, pero los bancos internacionales han implementado nuevas condiciones. Al resultar más caros y tener que pagar en un menor plazo el financiamiento obtenido, encarece los costos operativos de éstas entidades financieras, que eventualmente implicaría encarecer las tasas de interés de los préstamos que otorgan a los productores y comerciantes, pero esto al menos no se piensa realizar por el momento.
 
Lo que se busca es ampliar la cobertura de las microfinanzas a través de programas como el de apoyo a la expansión de servicios financieros rurales con aporte del BID. El proyecto de cuatro años recién concluyó y contó con 470 mil dólares de financiamiento, que permitieron desarrollar programas de producción de tubérculos, granos básicos como frijol rojo y negro, la retención de toretes y novillos de engorde, así como la producción de café y hortaliza. También la retensión de la cosecha de frijol y maíz. Todo enfocado en el sector rural. En el caso de ACODEP el programa beneficio a 1, 200 pequeños productores de Jinotega.