•   Río de Janeiro, Brasil  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Con su corona de rey en la cabeza, Marcio Mizael Matolias repara con esmero su castillo, a pesar de los 40 grados que asfixian a los bañistas en la playa de Río de Janeiro en esta tarde de enero.

Un día, un amigo le enseñó a construir una pirámide de arena. Y ya nunca más dejó esas esculturas perecederas.

Desde hace 22 años, vive en un castillo de arena. 

Este carioca bromista que pronto va a cumplir 44 años asegura que no podría vivir de otro modo.