•   Washington, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Facebook aseguró hoy que está investigando la filtración de datos provocada por una empresa británica que trabajó para la campaña de 2016 del presidente estadounidense Donald Trump, y que manipuló la información de más de 50 millones de usuarios de la red social en Estados Unidos.

La consultora Cambridge Analytica obtuvo en 2014 la información de más de 50 millones de usuarios de Facebook en Estados Unidos, y la usó para construir un programa informático destinado a predecir las decisiones de los votantes e influir en ellas, según revelaron este sábado los diarios The London Observer y The New York Times.

 Lea: Facebook lanza su herramienta de búsqueda de empleo en 40 nuevos países

"Estamos dirigiendo una revisión integral, interna y externa, para determinar si son ciertas las informaciones de que los datos en cuestión (robados) de Facebook aún existen", dijo en un comunicado Paul Grewal, vicepresidente y miembro del equipo legal de Facebook.

Facebook investiga una filtración masiva de datos de 50 millones de usuarios. Foto: Archivo / END.Esta es una de las mayores filtraciones de datos en la historia de Facebook, y llevó este fin de semana a legisladores británicos y estadounidenses a pedir explicaciones a la compañía, y a la apertura de una investigación por parte de la fiscal general del estado de Massachusetts (noreste de EE.UU.), Maura Healey.

Facebook suspendió este viernes de la red social a Cambridge Analitica y su matriz, Strategic Communication Laboratories (SCL), e informó de la filtración de datos, que descubrió por primera vez en 2015.

 Lea más: BlackBerry demanda a Facebook por violación de patentes

Según la red social, Aleksandr Kogan, un profesor de psicología ruso-estadounidense de la Universidad de Cambridge, accedió a los perfiles de millones de usuarios que descargaron una aplicación para Facebook, llamada "thisisyourdigitallife" y que ofrecía un servicio de predicción de la personalidad.

Según medios de comunicaciones, la información de los usuarios fue utilizada para influir en la campaña electoral de Donald Trump. Foto: Archivo / END.Después proporcionó más de 50 millones de perfiles a Cambridge Analytica, de ellos 30 millones tenían suficiente información como para explotarlos con fines políticos, a pesar de que solo unos 270.000 usuarios habían dado su consentimiento para que la aplicación accediera a su información personal, según el Times.

Al compartir esos datos con la compañía y con uno de sus fundadores, Christopher Wylie, Kogan violó las reglas de Facebook, por lo que esa red social eliminó en 2015 la aplicación y exigió a todos los implicados que destruyeran los datos recabados.

 También: Facebook ayudará a los diarios a aumentar sus suscripciones digitales

"Hace varios días, recibimos informes de que no todos los datos fueron borrados", indicó Facebook el viernes, y advirtió que estaba dispuesto a ir a los tribunales para resolver el tema.

Mientras, la compañía suspendió de la red social a la firma británica, a Kogan y a Wylie, quien fue la fuente de los diarios que este sábado informaron de la filtración masiva de datos.

"Me han suspendido de Facebook. Por avisar a los medios. De algo que ellos ya sabían en privado desde hace dos años", escribió hoy Wylie en su cuenta de Twitter.

Entre los inversores en Cambridge Analytica están el ex estratega jefe de Trump y exjefe de su campaña electoral en 2016, Steve Bannon, y un destacado donante republicano, Robert Mercer.

 Además: Tus fotos en Facebook, ¿a quién le pertenecen?

La campaña electoral de Trump contrató a Cambridge Analytica en junio de 2016 y pagó más de 6 millones de dólares, según registros oficiales.

Además del escrutinio en el Congreso estadounidense y el Parlamento británico, el caso podría generar una multa multimillonaria para Facebook, por su posible violación de una regulación de la Comisión Federal de Comercio de EE.UU. (FTC) para proteger la privacidad de los usuarios de redes sociales.

"Creo que la FTC querrá investigar esto", dijo un exfuncionario de esa agencia federal, David Vladeck, al Washington Post.