•   México  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Médicos mexicanos extirparon un tumor de casi 2,5 kilogramos a una bebé recién nacida que hoy tiene dos meses de edad y se recupera favorablemente, informó el estatal Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

El tumor fue detectado en el coxis de la bebé un mes antes de su nacimiento en un ultrasonido durante una cita de ginecología en un hospital de Puerto Peñasco, en el noroccidental estado de Sonora, indicó el organismo en un comunicado.

 Lea: Un anticuerpo humano previene la malaria en ratones, según un estudio

El hospital general de Puerto Peñasco atendió el nacimiento de la bebé y de inmediato la niña fue conducida al de gineco-pediatría de Hermosillo, capital de Sonora, para una cirugía de emergencia en la que se le retiró el tumor.

 Lea más: Los humanos serán los responsables de olas de calor extremo en Estados Unidos

El IMSS destacó que la recién nacida pesó 4,06 kilos al nacer, de los cuales 2,46 kilos correspondían al tumor, conocido como teratoma sacro-coccígeo. Por sus condiciones de salud, la niña estuvo ingresada en cuidados intensivos neonatales.

 Además: La escasez de agua también es un factor de migraciones, alerta la FAO

Los tumores fetales son poco frecuentes, pero los más comunes son los sacro-coccígeos, que en algunos casos llegan a tener un tamaño que ocasiona insuficiencia cardiovascular intrauterina y provoca la muerte del feto.

El IMSS, entidad del Estado que se encarga de dar servicios médicos, confirmó que la bebé actualmente tiene dos meses de edad y permanece bajo supervisión en el área de oncología, que se encarga de revisarla y vigilar su evolución.