•   Nueva York , Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Piratas informáticos robaron los datos de más de cinco millones de tarjetas de crédito y débito de los almacenes Lord & Taylor y Saks Fifth Avenue, revelaron hoy una firma de ciberseguridad y Hudson Bay, el grupo propietario de las tiendas.

Según una nota publicada hoy en su web por Gemini Advisory LLC, una empresa especializada en el rastreo de datos robados y que tiene sede en Nueva York, un grupo de piratas informáticos denominado JokerStash o Fin7 puso a la venta el pasado 28 de marzo los datos de más cinco millones de tarjetas robadas.

 Lea: EEUU afronta 50 años después los mismos demonios que en 1968

Los piratas, que ofrecieron en principio 125.000 registros y se espera que anuncien el resto en los próximos meses, al parecer han estado desviando información desde mayo de 2017 hasta la fecha.

La acción afectó a clientes de Saks Fifth Avenue, Saks Fifth Avenue OFF 5th y Lord & Taylor en Nueva York, Nueva Jersey y algunos locales en Canadá, detalló la firma neoyorquina.

La compañía canadiense Hudson Bay señaló, por su parte, en un comunicado que tiene conocimiento del problema de seguridad que involucra los datos de tarjetas de pago de clientes en algunas de sus tiendas en Norteamérica.

 Lea más: Iglesia salvadoreña pedirá en EE.UU. la residencia para compatriotas con TPS

Aclaró que de momento, cuando ya hay una investigación en curso, no hay indicios de que la situación afecte sus operaciones de comercio electrónico.

También descartó que las plataformas digitales de Hudson's Bay, Home Outfitters y HBC Europa se vean afectadas.

"HBC ha identificado el problema y ha tomado medidas para contenerlo", añadió el comunicado, en el que además señala que lamenta profundamente cualquier inconveniente o preocupación que este hecho pueda causar.

 Además: Gloria Estefan, criticada en redes sociales por apoyar a líder estudiantil

La firma aseguró que sus clientes no serán responsables de cualquier cargo fraudulento que pueda derivarse de esta situación y que se comunicará rápidamente con estos una vez tenga "más claridad sobre los hechos" para ofrecerle a los afectados servicios gratuitos de protección de identidad.

De igual forma invitó a sus clientes a revisar sus estados de cuenta y a contactar a sus emisores de tarjeta de crédito en caso de que identifiquen transacciones que no reconocen.