•  |
  •  |
  • EFE

La implementación de vehículos eléctricos puede reducir las emisiones de Gases Efecto Invernadero (GEI) hasta un 40 % en comparación con el automóvil de gasolina, informó hoy el Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático (Inecc).

La afirmación surge del estudio "Análisis de Ciclo de Vida para Tecnologías de Transporte Seleccionadas Bajas en Carbono 2017", divulgado hoy y que corrobora que las tecnologías catalogadas como bajas en carbono cumplen con el propósito de reducir las emisiones.​

Uber suspende su programa de vehículos autónomos, tras accidente mortal

El estudio fue realizado por el Inecc en colaboración con el Ministerio de Energía de Dinamarca y el Centro de Análisis de Ciclo de Vida y Diseño Sustentable (Cadis). Se estima que para el año 2030, el 27,6 % de la electricidad se genere a partir de fuentes renovables y un 35 % de energías de bajas emisiones.

Cuando se utilice esta electricidad para alimentar un automóvil eléctrico recargable, durante su ciclo de vida, se podría lograr una reducción del 52 % en las emisiones de GEI en comparación con un automóvil a gasolina representativo en el mercado mexicano.​

Jeep presenta el Cherokee 2019 que incorpora un motor turbo de 2 litros

En el caso de vehículos de carga pesada para pasajeros, el estudio considera el vehículo a gas natural comprimido como alternativa para la mitigación de GEI.

Este tipo de transporte también resulta ser una opción que disminuye la emisión de GEI aproximadamente en un 21 %. La adopción de autobuses con este tipo de energía pude generar generar una disminución del 13% en la huella de carbono del transporte para pasajeros.

Estados Unidos relajará las exigencias de control de emisiones en automóviles de Obama

El Inecc realizará estudios adicionales comparativos respecto de los vehículos eléctricos de carga de pasajeros que próximamente entrarán al mercado mexicano. Sobre el final de la vida útil de los vehículos, el estudio destaca al reciclaje como una alternativa para reducir las emisiones de GEI en el sector transporte, al evitar el consumo de materiales primarios en otros sistemas de productos.

Bajo el supuesto de que el acero, el aluminio, el vidrio, el polietileno de alta densidad y el caucho de un automóvil se reciclan por completo, la reducción en las emisiones de GEI en su ciclo de vida puede alcanzar el 10,3 %.