•   Madrid, España  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Un equipo de investigadores, liderado por científicos españoles, ha desarrollado cinco nuevos prototipos de vacuna preventiva contra el ébola y ha constatado en ratones que uno de estos candidatos protege con un 80 por ciento de eficacia frente a una de las especies más mortales de ébola, "Zaire ebolavirus".

Los resultados se publican en la revista Journal of Virology, en un artículo que firman investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas de España (CSIC) y de otros centros europeos.

 Repunte de malaria en Nicaragua, el más alto en 12 años

Entre 2013 y 2016 se produjo un importante brote del virus del Ébola en África Occidental, con un total de 28.616 casos y 11.310 muertes, señala en una nota el CSIC, que recuerda además que por primera vez se registraron casos fuera de África.

La Organización Mundial de la Salud declaró el brote como una emergencia de salud pública internacional y en este marco se ha realizado esta investigación liderada por científicos del CSIC.

El virus del Ébola contiene dos importantes proteínas: la envuelta o glicoproteína GP y la VP40, que forma parte del propio armazón del virus, detalla a Efe Mariano Esteban, científico en el Centro Nacional de Biotecnología y director del trabajo.

Estos dos componentes inducen la respuesta del sistema inmune pero cuando existe una infección por ébola, el virus se replica muy rápido, siendo capaz de sortear esta defensa del sistema, provocando infección en las células y diseminándose hasta que puede ser mortal.

Los cinco prototipos están basados precisamente en una o dos de estas proteínas, con las que se ha tratado de "engañar" al virus, explica Esteban, quien añade: hemos conseguido que con la vacuna el sistema inmunológico en ausencia del virus produzca muchos anticuerpos y active el sistema inmunológico para que si es infectado trate de controlarlo.

​ OPS incluye a Nicaragua en alerta de aumento de la malaria

Para que se expresen estas dos proteínas en la célula, los investigadores han utilizado un virus a modo de vehículo -un vector-, capaz de penetrar en la célula cuando se inocula la vacuna por vía intramuscular: al hacerlo el sistema inmunitario reacciona y produce, por un lado, anticuerpos frente a estas proteínas para neutralizar el virus, y linfocitos T, que son los que van a reconocer las células infectadas, señala Esteban.

Según el investigador del CSIC y codirector del trabajo Juan García Arriaza, la expresión de ambas proteínas por parte del citado vector es capaz de generar partículas virales semejantes tanto en morfología como en tamaño al virus del Ébola "y, por tanto, otorgar a las vacunas desarrolladas amplias propiedades inmunológicas".

"En una sola dosis de uno de los cinco prototipos hemos comprobado que protege de manera eficaz (80 por ciento) contra la infección del Ébola", apunta Esteban, quien agrega que este candidato activa una buena respuesta contra el virus, detectándose niveles de anticuerpos dirigidos contra las proteínas GP y la VP40.

 Nicaragua reporta 6.820 casos de malaria en lo que va del año

Esto se ha hecho en ratones en un laboratorio de máxima seguridad biológica en Alemania por otro investigador español, César Muñoz-Fontela; estos resultados refuerzan la posibilidad de que alguno de los nuevos prototipos sea considerado contra el ébola y utilizado en ensayos clínicos de fase I, según el CSIC.

En este sentido, Esteban indica a Efe que, como paso previo, ya están en marcha experimentos en monos para probar estos candidatos.

Por su parte, Adrián Lázaro-Frías, también del Centro Nacional de Biotecnología y primer autor del trabajo, resume que el objetivo de la comunidad científica es disponer de nuevas vacunas más seguras, económicas y efectivas para evitar la enfermedad y su extensión.