•   Yakarta, Indonesia  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Los adolescentes Fitra Ayu y Syamsuddin, de 14 y 15 años respectivamente, acaban de contraer matrimonio en Indonesia gracias a una laguna legal que permite las uniones entre menores y que el gobierno del país asiático ha prometido corregir.

La pareja, que reside en la provincia de Célebes Meridional, no vaciló ante las cámaras de la televisión local para reafirmar sus nupcias: "Nos queremos", dijo Fitra sin ningún titubeo y respaldada por su marido, que atribuyó el enlace al "destino".

Lea: 18 Muertos y 41 heridos por un incendio en un pozo petrolífero en Indonesia

Aunque el matrimonio fue rechazado en primera instancia por la oficina local del ministerio de Asuntos Religiosos, los progenitores de los cónyuges solicitaron la autorización de un tribunal musulmán para validar el enlace.

La legislación matrimonial de Indonesia, aprobada en 1974, establece un mínimo legal de 19 años para los varones y 16 para las mujeres, siempre y cuando cuente con el permiso de los padres de ambas partes.

La ley prevé una excepción que evita el límite de edad en el caso de uniones por "creencias religiosas" y que debe contar con la aprobación de una instancia confesional. Foto: Cortesía / END.Sin embargo, la ley prevé una excepción que evita el límite de edad en el caso de uniones por "creencias religiosas" y que debe contar con la aprobación de una instancia confesional.

Finalmente, Syamsuddin -quien como muchos indonesio tiene un solo nombre- y Fitra, obtuvieron el aval del tribunal religioso y celebraron su boda el lunes.

 Lea más: Gran derrame de petróleo causado por barco de bandera panameña

Según Unicef, un 1 por ciento de indonesias se casan antes de los 15 años -como Fitra- y hasta el 14 por ciento lo hace antes de alcanzar la mayoría de edad a los 18 años.

La boda coincidió con una reunión que una veintena de activistas mantuvo con el presidente indonesio, Joko Widodo, para tratar la situación de la mujer en el archipiélago.

Naila Rizqi Zakiah, abogada de la organización "LBH Masyarakat", aseguró que durante la cita el mandatario se comprometió a firmar un decreto para poner fin a los matrimonios entre menores de edad.

"Dijo que no tiene miedo si al firmar el decreto encuentra oposición. Está seguro de que habrá muchas protestas contra su decisión por parte de grupos conservadores, pero que no está asustado", dijo Naila a Efe por teléfono.

La resistencia tardó en brotar solo dos días después del encuentro, cuando Zainut Tauhid Saadi, vicepresidente del Consejo de Ulemas Indonesio -máxima autoridad clerical del país-, advirtió al mandatario que debe recordar "el aspecto religioso" de la reforma.

Indonesia, el país con mayor número de musulmanes del mundo con el 88 por ciento de más de sus 260 millones de habitantes, practica una forma moderada del islam, aunque en los últimos años expertos y activistas han denunciado una mayor influencia de los grupos islamistas en la agenda política.

Las elecciones generales, previstas para abril de 2019, pueden comprometer la promesa presidencial, asegura a Efe la directora de la Fundación para la Salud de la Mujer, Zumrotin K. Susilo, quien lideró la reunión con Widodo.

"Estamos en una era de presión política en la que la ley puede ser rechazada por razones políticas, por ello intentamos avanzar (en la reforma de la ley de matrimonios infantiles) tan rápido como podemos", remarcó Zumrotin.

 Además: La policía islámica arresta a pareja homosexual en la provincia de Aceh

La activista indonesia considera además que los líderes religiosos conservadores se olvidan del impacto que tienen los casamientos infantiles en la economía, la salud y la educación de las mujeres.

En cambio, el coordinador de la organización Plan International, Budi Kurniawan, recordó la importancia de los valores culturales a la hora de cambiar la legislación, ya que en matrimonios como en el de Célebes la iniciativa proviene de los menores.

"En el islam no nos está permitido tener sexo prematrimonial, lo llamamos 'zina'. Los padres y los jóvenes prefieren casarse antes que cometer 'zina', quizás las chicas creen que casarse es solo eso", argumentó el trabajador social.