elnuevodiario.com.ni
  •   San Diego, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Más de un centenar de obras maestras de las colecciones del Museo de Arte de San Diego, en el sur de California (EE.UU.), han sido reinterpretadas a través de arreglos florales hechos por diseñadores de todo el país, en la vigésimo séptima edición de la exhibición "Art Alive".

En esta muestra, que se celebra desde hoy y está entre los eventos anuales más destacados de la ciudad, diversas obras del fondo de esta institución, que acoge piezas de maestros españoles como Francisco de Goya, El Greco o Murillo, se someten a la "reinterpretación floral" de decenas de diseñadores y floristas.

 Lea: Aprovechá la magia de las plantas y creá tu jardín

"Es un evento que permite al espectador hacer ese juego visual, entre una creatividad contemporánea observando una pieza que fue creada varios siglos atrás", explicó a Efe Roxana Velázquez, directora ejecutiva del Museo de Arte de San Diego (SDMA, por sus siglas en inglés).

Apuntó que esta iniciativa, emprendida desde hace casi cuatro décadas y que el año pasado recibió a más de 12.000 visitantes, busca que el espectador vea el arte "desde distintas perspectivas sin nunca traicionar la excelencia" que se exhibe en esta institución.

Las flores tienen una gama de colores, texturas y olores, entonces tu creatividad y la imaginación puede volar y hacer muchísimas cosas. Foto: EFE / END.De esta manera, este museo se llena de color y fragancias durante este fin de semana, tal como se constata en la reconocida Rotunda del museo, en la entrada, en donde el matrimonio compuesto por Natasha Lisitsa y Daniel Schultz, del estudio de San Francisco Waterlily Pond, han elaborado un "Jardín Infinito", una hélice hecha a base de 2.500 flores.

La obra de Lisitsa y Schultz, cuyo trabajo caracterizado por instalaciones florales de grandes dimensiones ha sido recientemente reconocido en el Festival Internacional Floral de Cordoba, España, sirve de preludio de lo que el espectador verá en todas las salas de este museo ubicado en el histórico Parque Balboa.

En algunos casos, las interpretaciones pueden guardar fidelidad a los colores y formas de la obra en que está inspirada, y en otros la composición puede ser más libre.

 Lea más: Flores crean un halo azul en sus pétalos para que las abejas las encuentren

Los participantes de esta exhibición, que por su temporalidad solo se extenderá hasta el domingo, eligen qué obra recrearán y a partir de ahí inician el diseño y luego seleccionan las plantas y flores, que pueden ser rosas, orquídeas margaritas y hasta ranúnculos.

La composición del arreglo debe realizase "casi al último minuto" para que se mantenga fresca durante los días de que dura la exhibición, que tuvo su inauguración, solo para miembros del museo, el viernes.

Yara Bertrán, diseñadora gráfica originaria de Ciudad de México y que participa por segunda vez en el Art Alive, eligió en esta ocasión la icónica obra "Las Manos del Dr. Moore" (1940), del pintor mexicano Diego Rivera, que considera "idónea" para un trabajo de este tipo.

Para interpretar este cuadro, en el que dos manos trabajan con un cuchillo sobre el "Árbol de la Vida, como dice la leyenda en la parte inferior de la obra, Bertrán utilizó un sauce rizado para las ramas del árbol del cuadro, un cotiledón u "oreja de cerdo" para las manos, una rama de aloe vera para el cuchillo y con una base de ranúnculos recreó el tallo del árbol.

A juicio de la participante, residente en el sur de California, el arreglo floral es una "reinterpretación de la vida" y de cómo "constantemente los seres humanos estamos evolucionando".

"Las flores tienen una gama de colores, texturas y olores, entonces tu creatividad y la imaginación puede volar y hacer muchísimas cosas", subrayó.

 Ademas: La belleza de la flor del Espíritu Santo se abre paso en una finca panameña

La organización reconoce los trabajos más destacados y este año la interpretación de la estatua de Amida Buddha hecha por Erika Holly se llevó el primer lugar, seguido por la composición de David Root, en base a la pintura de 1886 "Kilauea Caldera, Sandwich Islands", de Jules Tavernier.

El evento, que coincide con el lanzamiento el viernes de la exhibición "Luna Durada", de la artista contemporánea Nancy Lorenz, sirve además como medio de recaudación para programas de educación y promoción comunitaria, así como de exhibiciones especiales del museo.

El año pasado, el evento que marca el inicio de la primavera para la institución, alcanzó una recaudación de fondos sin precedentes.