•   Kampala. Uganda  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Los turistas ya no podrán disfrutar más de las travesuras de Zakayo, el famoso chimpancé en cautividad más viejo de Uganda, quien ha muerto a los 54 años de edad a causa de una gastroenteritis crónica, informaron hoy los medios locales.

Zakayo falleció este jueves en el Zoo de Entebbe, a unos 40 kilómetros de Kampala y conocido como el Centro de Educación de la Vida Salvaje de Uganda (UWEC), confirmó el director ejecutivo de esa institución, James Musinguzi.

 Lea: Samaritanos celebran la liberación del pueblo judío con la sangre de corderos

El chimpancé empezó a sentirse mal hace tres semanas y estuvo bajo tratamiento hasta el miércoles.

Zakayo crió a otros dos machos dominantes: Matooke, que lideró el grupo en el zoo hasta 2013; y Aluma, que asumió el liderazgo en 2013 hasta la actualidad. Foto: Cortesía / END."Debido a su avanzada edad, él era muy susceptible a infecciones oportunistas", explicó Musinguzi, al pedir que se celebre "la vida de este legendario chimpancé que una vez vivió como macho dominante y crió a la familia de chimpancés en UWEC".

Zakayo crió a otros dos machos dominantes: Matooke, que lideró el grupo en el zoo hasta 2013; y Aluma, que asumió el liderazgo en 2013 hasta la actualidad.

 Lea más: Fotografía premiada sobre la vida salvaje mostraba a un animal disecado

El difunto simio fue encontrado abandonado el 10 de junio de 1964 en el Parque Nacional Semiliki, en el distrito de Bundibugyo, y se hizo cargo de él un hombre blanco que lo entregó al UWEC en junio de 1976, cuando se tornó agresivo y difícil de controlar.

Devorador de plátanos, Zakayo solía quedarse en una jaula y encajaba con entusiasmo las bromas de los visitantes, que hasta le ofrecían cigarrillos y alcohol.

Aunque perdió en 2012 su posición de liderazgo entre los chimpancés del zoo, Zakayo aún imponía un gran respeto entre los otros monos, estableciendo paz y orden cuando estallaba alguna lucha en el grupo.

 Además: ¿Todos los dinosaurios carnívoros comían la misma carne?

Siempre se aseguraba de ser el último en entrar y salir del habitáculo de los primates, lo que le imprimió un carácter cariñoso.

Conservacionistas de Uganda rendirán hoy tributo en una vigilia a Zakayo, que recibirá sepultura este sábado.