•  |
  •  |
  • EFE

El Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) valoró hoy positivamente los datos que muestran que el 65 % de los chilenos respalda el matrimonio igualitario y el 52 % la adopción monoparental, según se desprende de los resultados de una encuesta realizada por la Consultora Cadem.

"La mayoría del país está de acuerdo con la plena igualdad de derechos para las parejas del mismo sexo y las familias homoparentales, al tiempo que el respeto a la dignidad de las personas trans avanza a pasos agigantados" indicó el colectivo en un comunicado de prensa.

Los resultados obtenidos en estas dos categorías relativas a los derechos de la diversidad sexual son los más altos jamás registrados por la encuesta, donde además destaca el hecho de que por primera vez la aprobación de la adopción homoparental supera la barrera del 50 % de apoyo.

El colectivo, no obstante, criticó la posición del Estado en esta cuestión, ya que consideran que "está detrás de los cambios culturales" y "en deuda con la dignidad de las personas LGBTI".

Un cambio que supone una subida de 15 puntos porcentuales desde febrero de 2014 hasta la fecha, lo cual refleja, según indicó el Movilh, "un cambio cultural irrefrenable a favor de los derechos humanos de las personas LGTBI".

A lo que añadieron que el debate ya no es si "habrá o no matrimonio o adopción homoparental" sino "cuándo" se logrará ese derecho, algo que esperan que ocurra "en los próximos dos años".

Los resultados obtenidos en estas dos categorías relativas a los derechos de la diversidad sexual son los más altos jamás registrados por la encuesta

Otro de los puntos analizados en la encuesta fue el derecho a cambiar de nombre y sexo, una opción que cuenta con un 45 % de apoyo cuando la persona tiene más de 18 años, mientras que un 17 % apoya que se pueda autorizar en cualquier momento.

Lo que demuestra, según el colectivo que defiende los derechos de la diversidad sexual, la adhesión ciudadana a que los niños y niñas adolescentes puedan cambiar su nombre y sexo legal "va en acelerado aumento".

El colectivo, no obstante, criticó la posición del Estado en esta cuestión, ya que consideran que "está detrás de los cambios culturales" y "en deuda con la dignidad de las personas LGBTI".

Por último, aprovechando el quinto aniversario de la tramitación de la Ley de Identidad de Género, el Movilh lamentó las "presiones" del conservador partido oficialista Unión Demócrata Independiente (UDI) contra los derechos de las personas LGBTI, y lo acusó de "hacer campaña" contra ellos.