•   Miami, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Los latinos y los afroamericanos son más proclives a sufrir depresión severa que los blancos, según revela un estudio publicado hoy por los Institutos Nacionales de la Salud de Estados Unidos (NIH, en inglés).

Estos dos grupos minoritarios de Estados Unidos tienen además mayor probabilidad de sufrir altos niveles de estrés crónico y comportamientos poco saludables como tabaquismo, consumo excesivo de alcohol, ejercicio insuficiente y dieta deficiente, según el reporte, publicado en la edición de mayo de Medicina Preventiva.

 Lea: Ausentarse de la realidad momentáneamente, síntoma poco conocido de epilepsia

"Comprender las complejidades sociales y de comportamiento asociadas con la depresión y los comportamientos poco saludables por raza/etnia puede ayudarnos a comprender cómo mejorar la salud en general", dijo Eliseo J. Pérez-Stable, director del Instituto Nacional de Disparidades de Salud y Salud de Minorías (NIMHD).

El estrés crónico durante la edad adulta puede ser un factor importante en la depresión y este efecto puede ser peor entre las minorías raciales y étnicas debido a las desigualdades sociales y económicas, apunta la investigación.

 Lea más: Desarrollan un sensor ingerible para diagnosticar hemorragias en el estómago

Para examinar la relación entre conductas no saludables, estrés crónico y riesgo de depresión por raza y etnia, los investigadores utilizaron los datos de 12.272 personas de 40 a 70 años recopilados entre 2005 y 2012.

"En promedio, los latinos y los afroamericanos tenían más estrés crónico, conductas más insalubres y más posibilidades de depresión. Sin embargo, el estudio encontró que tener más comportamientos no saludables estuvo fuertemente asociado con una mayor probabilidad de depresión solo en afroamericanos y blancos", dice el reporte.

 Además: Pfizer acuerda pagar 23,85 millones de dólares por caso de sobornos en Estados Unidos

El estudio, que calculó el estrés crónico mediante aspectos como la presión arterial, el índice de masa corporal y el colesterol, entre otros, también encontró que, en los tres grupos analizados, una mayor educación reduce las posibilidades de sufrir depresión.

Contrariamente a investigaciones previas, dice el NIH, este estudio encontró que en los tres casos los niveles de estrés crónico estaban inversamente relacionados con el consumo excesivo de alcohol.