•   Ciudad de México, México  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Fumar delante de los hijos es la principal causa de que los jóvenes caigan en el tabaquismo, una adicción que debe ser tratada sobre todo desde la prevención, dijo hoy a Efe el doctor Gabriel Escobedo Arenas.

"El fumador debe estar consciente de que la principal causa de la adquisición del hábito del tabaco es de imitación de los padres o familiares. Fumar delante de los hijos los condiciona a tener el hábito", señaló el especialista.

El neumólogo del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) dijo que es importante tratar esta adicción desde un punto de vista psicológico, aunque también con medicamento para ayudar a la persona a dejar esta adicción. No obstante, señaló que la principal acción que se debe tomar es la prevención.

Usuarios de cigarro electrónico, en riesgo por falta de regulación en México

Del mismo modo, señaló que los gobiernos deberían tomar medidas para regular la publicidad e impuestos de los productos del tabaco.

"Las campañas publicitarias tienen un impacto tremendo, aunque se ha trabajado en regularlas, hace falta seguir trabajando en ello".

La adicción más peligrosa que produce el tabaco es la psicológica, pues aunque los diferentes compuestos de este producto generan adicción física, relacionar ciertos momentos de la vida cotidiana con el cigarro hacen más difícil dejarlo, añadió.

"El paciente empieza a depender para todas las actividades de su vida cotidiana del tabaco. No puede entender algo que no tenga que ver con él y por ello le es más difícil dejar este hábito", sostuvo el doctor.

En el marco del Día Mundial Sin Tabaco, establecido por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el cual se celebra cada 31 de mayo, el experto dijo que esta adicción que afecta a 1,000 millones de personas en el mundo resulta "un arma letal", pues tiene efectos en varios sistemas del organismo humano.

"Empieza por la vía respiratoria, se tienen problemas en la nariz, laringe, tráquea, bronquios, pulmón. Se puede tener desde rinitis, bronquitis, enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), hasta cáncer de pulmón", advirtió.

Humo de cigarro, amenaza furtiva para los no fumadores

De acuerdo con cifras de la OMS, las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de muerte en todo el mundo, y el consumo de tabaco y la exposición al humo de tabaco ajeno contribuyen a cerca del 17% de las defunciones por cardiopatías.

Del mismo modo, las cinco principales causas de mortalidad que encontró en el 2016 la OMS están relacionadas con el tabaco y para el 2030 no se espera que cambien.

"Las enfermedades cardiovasculares, cerebrovasculares, la EPOC, la neumonía y el cáncer de pulmón son las mismas enfermedades que van a estar matando a la población en las próximas décadas", aseguró el experto. Escobedo Arenas dijo que los daños se dan también en el aparato digestivo, en la boca, faringe, esófago, estómago, así como en el sistema renal.

"Las sustancias que contiene el tabaco las tiene que eliminar el organismo de algún modo, lo hace a través del riñón o el páncreas, por lo que se puede presentar cáncer en cualquiera de estos órganos", señaló el coordinador de la Clínica de Enfermedades Pulmonares Obstructivas del Centro Médico Nacional La Raza. Sin embargo, el especialista explicó que uno de los órganos de los que menor frecuencia se habla, pero sí tiene mucha afectación por el tabaco, es el corazón.

"La relación que tiene con el tabaco es altísimo porque produce un desgaste a nivel de las arterias, las cuales se cierran, y eso predispone a un infarto", advirtió.

De acuerdo con cifras de la OMS, seis millones de personas mueren cada año en el mundo por causas relacionadas de manera directa con el consumo de tabaco, un millón de ellas viven en países latinoamericanos.