•   Washington, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Una severa escasez de donantes ha empujado a los médicos a utilizar órganos con hepatitis C, una infección que es cada vez más común en Estados Unidos debido a la crisis de los opiáceos y que puede ser tratada con medicinas.

Algunos hospitales estadounidenses, en particular en Boston, ya han trasplantado órganos infectados a pacientes que no tenían hepatitis C, y éstos son luego tratados para eliminar el virus.

 Lea: Brote de hepatitis E deja varios muertos en Namibia

En Toronto, Canadá, otro grupo de médicos anunció este jueves resultados preliminares de una prueba en donde se utilizó una técnica diferente, y que involucraba a diez personas que recibieron trasplantes de pulmón de donantes con hepatitis C.

El trasplante de los órganos infectados con hepatitis C, fue un éxito. Foto: Cortesía / END.Los pulmones infectados fueron colocados en un recipiente estéril por seis horas y tratados con medicinas para reducir el nivel del virus. Solo entonces se realizó el trasplante.

Si bien no pudieron eliminar por completo la hepatitis C de estos pulmones, como esperaban, lograron al menos reducirla en 85%.

 Lea más: Estudio encuentra mayor riesgo de cáncer de hígado en mexicano-estadounidenses

Los pacientes que recibieron estos órganos fueron luego diagnosticados con hepatitis C y tratados por 12 semanas con una combinación de drogas -sofosbuvir-velpatasvir, conocidas con el nombre genérico de Epclusa- para curarla.

En promedio, los pacientes ya no tenían hapatitis C en las primeras tres semanas.

El cirujano Marcelo Cypel, quien lideró al grupo de médicos y presentó los resultados en la Cumbre de Hepatitis Global en Toronto, dijo que los resultados son alentadores porque permitirán que crezca el número de donantes.

 Además: 3 de cada 4 personas con hepatitis C no saben que tienen la enfermedad

"Los pacientes que esperan un trasplante de pulmón tienen un 20% de probabilidades de morir esperando un órgano", dijo a la AFP Cypel, un cirujano del Hospital General de Toronto.

Permitir el trasplante con órganos infectados de hepatitis C incrementaría el número de pulmones disponibles para trasplante en alrededor de mil por año en América del Norte, calculó.

Entre Estados Unidos y Canadá se realizan alrededor de 2.600 trasplantes de pulmón cada año.