•   Ciudad de México, México  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La retinopatía diabética es un padecimiento que afecta a 75 % de los pacientes con diabetes, pero el 57 % de las personas que viven con esta enfermedad nunca se han realizado una valoración de fondo de ojo, dijo hoy a Efe Blanca López.

La directora general de la Fundación Vamos Viendo señaló que debido a ello "un alto porcentaje de pacientes con diabetes son diagnosticados cuando la enfermedad ya está muy avanzada y desarrollan retinopatía diabética, principal causa de ceguera y debilidad visual irreversible".

López dijo que, aunque lo recomendable es que los pacientes con diabetes acudan al oftalmólogo cada seis meses "son pocas las personas que tienen la cultura de ir a revisión".

El oftalmólogo José Santos Valenzuela, explicó que la retinopatía diabética es un padecimiento que provoca disminución en la visión, lo que hace que el paciente vea borroso.

La cifras de pacientes con diabetes en la actualidad "son alarmantes y se espera que el número aumente en los próximos años"."Desafortunadamente, esta enfermedad en sus inicios no da ninguna molestia ocular, lo que provoca su difícil detección y prevención", dijo el especialista.

El experto señaló que esta enfermedad puede presentarse en pacientes de diabetes tipo 1 y tipo 2 que generalmente tienen más de 10 años de evolución del padecimiento.

Esta complicación hace que se cierre la vasculatura de la retina de forma crónica, debido a los altos niveles de azúcar en la sangre.

Lea además: Píldoras de insulina para diabéticos, una posible alternativa de futuro

El problema, agregó López, es que la cifras de pacientes con diabetes en la actualidad "son alarmantes y se espera que el número aumente en los próximos años".

De acuerdo con cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS), en 2014 se estimaba que en el mundo existían 422 millones de personas con diabetes.

En México, se estima que esta enfermedad afecta a entre 12 y 14 millones de personas.

Sin embargo, el paciente diabético pocas veces pone importancia a su salud visual, por lo que el doctor Valenzuela exaltó la necesidad de que todas las personas, cuando sean diagnosticados con diabetes, acudan con un especialista para revisar su capacidad ocular.

Le puede interesar: Panamá pondrá en marcha plan para prevenir enfermedades no transmisibles

"Es muy importante, porque si bien la retinopatía diabética no se puede prevenir, sí se puede frenar su desarrollo y evitar que se llegue a la ceguera", manifestó.

Es justo con el objetivo de hacer conciencia sobre este padecimiento que la fundación Vamos Viendo lanzó en este año la campaña "Prevención de la ceguera en el paciente diabético" que se prolongará hasta noviembre de este año.

José Santos Valenzuela aseguró que con el tratamiento adecuado "es posible detener el desarrollo de la retinopatía, la cual es una de las complicaciones más frecuentes en personas que no tienen controlada su diabetes".La campaña 2018 de la fundación tiene como objetivo sensibilizar a las personas con este mal de la importancia de la atención oftalmológica temprana, previniendo las devastadoras consecuencias oculares de esta enfermedad.

"La finalidad es sensibilizar a las personas que padecen este mal de la importancia de la atención oftalmológica temprana, previniendo así las devastadoras consecuencias oculares de esta enfermedad", dijo López.

También: El Gobierno dominicano identifica medicamentos con Valsartán y pide su retiro

La campaña, explicó, consta de pláticas informativas y jornadas de salud visual.

"Cada actividad es acompañada de valoraciones oftalmológicas (examen de los ojos) a los asistentes, a fin de detectar posibles lesiones en la retina debido a la diabetes", dijo López.

Esta complicación hace que se cierre la vasculatura de la retina de forma crónica, debido a los altos niveles de azúcar en la sangre.De detectarse alguna lesión, o sangrado por la ruptura de algún capilar, se le explica al paciente las opciones de tratamiento para que esté en condiciones de tomar decisiones informadas en relación a su salud visual.

Valenzuela aseguró que con el tratamiento adecuado "es posible detener el desarrollo de la retinopatía, la cual es una de las complicaciones más frecuentes en personas que no tienen controlada su diabetes".

Finalmente, reiteró que esta enfermedad es asintomática, "por lo cual es necesario que todos los pacientes diabéticos se realicen un examen oftalmológico cada seis meses, con la finalidad de detectar oportunamente la presencia de este padecimiento".