Leoncio Vanegas
  •   NUEVA SEGOVIA  |
  •  |
  •  |

Las autoridades sanitarias de Nueva Segovia informaron hoy la sospecha de un caso mortal por el virus H1N1, cuando una joven hondureña, quien presentaba cuatro de los cinco síntomas de la enfermedad, buscaba atención médica en territorio nicaragüense. Se trataba de Ingrid Sugey Gutiérrez Rodríguez, de 19 años, habitante del municipio El Trojes, quien el pasado miércoles, en horas de la mañana, llegó al puesto fronterizo El Porvenir para que la atendiera galenos de la ciudad de Jalapa.

Según el galeno Ramón Iván Zeledón, director del Silais Jalapa, la joven presentaba alta temperatura, tos, dificultad para respirar y vómito, por lo que el equipo médico de seguridad por la influenza, ubicada en el puesto fronterizo, decidió atenderla en el vehículo en que viajaba. La muchacha regresó a su municipio, donde murió en horas de la tarde.  Al día siguiente, un policía encargado de vigilar la frontera presentaba temperatura, por lo que el personal de salud decidió aislarlo. Por lo que el doctor Zeledón solicita al Ejército de Nicaragua patrulle el puesto fronterizo, principalmente los puntos ciegos para evitar el ingreso de extranjeros.