•   Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Un equipo de investigadores de Estados Unidos ha reclamado que se empiece a legislar para prevenir el uso indebido de información genética disponible públicamente para garantizar la privacidad de las personas, según un informe publicado hoy en la revista especializada Science.

De acuerdo a los hallazgos del director científico de la compañía My Heritage, Yaniv Erlich, más del 60 % de los individuos en EE.UU. con ascendencia europea, incluyendo aquellos que no se han sometido a pruebas genéticas, pueden identificarse a través de su ADN utilizando información de bases de datos genéticas abiertas.

 Ensayan técnica de edición genética para prevenir enfermedades mortales

"Estos resultados subrayan el poder del rápido crecimiento de las bases de datos genómicas y sugieren la necesidad de políticas diseñadas tanto para garantizar la privacidad genética de las personas como para evitar el uso indebido de información genética disponible", apuntó el experto.

"Estos resultados plantean problemas de privacidad significativos y sugieren que es necesario volver a evaluar las prácticas actuales de datos de ADN, tanto a nivel comercial como federal", apuntaron los expertos.

Estos servicios, según Erlich y sus colegas, "están siendo utilizados cada vez más por los cuerpos policiales y de investigación criminal con fines forenses". El caso reciente más notable de este tipo de prácticas se dio en abril en Sacramento (California, EE.UU.) con el arresto de Joseph James DeAngelo, conocido como el "asesino de Golden State".

Pruebas de ADN permitieron a las autoridades identificar a DeAngelo, que comenzó sus ataques en el verano de 1976 y nunca fue identificado, y que ahora ha sido acusado de 12 homicidios, 45 violaciones y 120 robos residenciales.

 ​​Configuración genética de sinestésicos favorece enlaces con células nerviosas

El equipo de Erlich analizó un conjunto de datos de más de 1,2 millones de personas anónimas que se habían sometido a una secuencia genética. Los investigadores demostraron que una vez que se encuentran uno o más familiares en la misma base, la identidad de un individuo se puede determinar a través de linajes familiares combinados con información demográfica específica, como la edad aproximada o el área de residencia.

 Si te lastimas de noche, te curas más lento

"Estos resultados plantean problemas de privacidad significativos y sugieren que es necesario volver a evaluar las prácticas actuales de datos de ADN, tanto a nivel comercial como federal", apuntaron los expertos.