•   Santander, España  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El nieto de Marie Curie, el francés Pierre Joliot-Curie, reivindicó este viernes en Santander (norte) el papel desempeñado por su abuela, la primera mujer en recibir un premio Nobel, en la integración de las mujeres en el mundo de la ciencia, aunque lamentó que "queda mucho" por hacer a nivel mundial.

Pierre Joliot-Curie está en la capital cántabra con motivo de una exposición sobre su abuela, la única mujer que fue galardonada dos veces con el premio Nobel, en la que se repasa la vida de Marie Curie en París donde, en compañía de su marido, fue pionera en la investigación sobre la radioactividad.

Subrayó en una rueda de prensa el papel "fundamental" de su abuela para lograr el acceso de las mujeres al campo científico que, a su juicio, "por desgracia" aún queda "mucho por hacer" a nivel mundial para lograr el acceso de la mujer en "igualdad de condiciones" a la investigación.

Marie Curie, obtuvo dos premios Nobel, uno de ellos junto a su marido, Pierre Curie y uno en solitario, mientras que su hija Irène Joliot-Curie y su yerno, Fréderic Joliot, también fueron galardonados con este premio.

Las investigaciones de Curie se centraban en el radio, y contribuyó con la mejora en las mediciones de su peso atómico, la demostración que se trataba de un elemento químico y logró preparar radio metálico así como a medir sus constantes físicas.