•   Pekín, China  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El primer ministro chino propuso al fundador de la compañía de vehículos eléctricos Tesla, Elon Musk, un permiso de residencia permanente, pocos días después del lanzamiento de la construcción de una factoría del grupo en Shanghái.

Si el millonario acepta y si el proceso se concluye, pasará a formar parte del reducido club de extranjeros escogidos para obtener el permiso de residencia chino, junto a premios Nobel o a exjugadores de la NBA.

 El primer ministro chino, Li Kequiang (d), y el cofundador de Tesla Elon Musk charlan durante su reunión en Pekín, China. EFE/END

En 2016, se superó la cifra de 10.000 personas que poseían el exclusivo estatuto, según el diario oficial China Daily, según el cual obtener este permiso es "una de las labores más difíciles en el mundo".

A título comparativo, más de un millón de personas se convirtieron en residentes permanentes en Estados Unidos solo en 2017.

Elon Musk se reunió el miércoles con el primer ministro chino, Li Keqiang, en Pekín. Durante el encuentro abordaron los proyectos del fabricante automovilístico en China, según un comunicado publicado en la web del gobierno chino.

Musk ha iniciado la construcción de una nueva planta de montaje de vehículos Tesla en la localidad china Shanghái que tendrá una capacidad de producción de 500.000 vehículos al año.  EFE/END

"Espero hacer de la fábrica Tesla de Shanghái un modelo en el mundo", declaró Musk, según declaraciones traducidas al chino. "Me encanta China y espero venir aquí más a menudo".

"Si es realmente lo que usted quiere, le podemos acordar una 'green card' (nombre con el que se conoce la tarjeta de residencia de Estados Unidos)", respondió Li.

Por el momento, Tesla rechazó comentar la propuesta china a Musk.