• Suiza |
  • |
  • |
  • EFE

Los movimientos antivacuna, la reducción de los índices de obesidad o la lucha contra enfermedades como el ébola, el dengue o el sida son algunos de los 10 grandes retos que la Organización Mundial de la Salud se ha fijado para este año como parte del plan estratégico 2019-2013, señaló hoy el organismo.

El lema del plan de cinco años es que mil millones de personas más tengan acceso a la sanidad universal, otros tantos sean protegidos de emergencias sanitarias y mil millones más "disfruten de mejor salud y bienestar", y para ayudar a ello se han fijado 10 desafíos para el año que empieza, destacó la OMS en su web oficial.

Fallece en EE.UU. una periodista antivacunas de 26 años con la gripe porcina

Uno de ellos es hacer frente a la resistencia de algunos padres a vacunarse o vacunar a sus hijos, lo que la organización relaciona en parte con un aumento global del 30 por ciento en los casos de sarampión o el resurgimiento de ésta y otras enfermedades en áreas donde estaban prácticamente erradicadas.

La OMS se ha comprometido por ello a trabajar con distintos gobiernos para alcanzar la meta global de reducir la inactividad física un 15 por ciento hacia 2030.

Otro frente es la lucha contra enfermedades no contagiosas como la diabetes, el cáncer o las dolencias cardiacas, responsables del 70 por ciento de las muertes en el mundo, y cuyo ascenso según la OMS tiene su origen en el consumo de tabaco y alcohol, la inactividad física, dietas poco sanas o la contaminación.

Un estudio identifica el efecto de los microbiomas en la obesidad

La OMS se ha comprometido por ello a trabajar con distintos gobiernos para alcanzar la meta global de reducir la inactividad física un 15 por ciento hacia 2030. El organismo mundial también señala hoy que en 2019 considerará la polución atmosférica como "el mayor riesgo medioambiental para la salud", al matar cada año de forma prematuramente a siete millones de personas por enfermedades pulmonares y cardiacas o cáncer.

La OMS se ha comprometido por ello a trabajar con distintos gobiernos para alcanzar la meta global de reducir la inactividad física un 15 por ciento hacia 2030.

La permanente amenaza de una pandemia de gripe, el aumento de la resistencia microbiana a antivirales, antibióticos y otros fármacos, el actual brote de ébola en la República Democrática del Congo (aunque con cifras aún muy inferiores a la epidemia de 2014-16 en África Occidental) o el aumento del dengue en el subcontinente indio son otros temas clave en la agenda de la OMS para este año.

​​Juez argentino ordena aislar durante un mes a 85 afectados por hantavirus

Tampoco olvida la organización el VIH/sida, ya que pese a los avances de las últimas décadas gracias al uso de antirretrovirales la enfermedad causa aún cerca de un millón de muertes anuales.