• |
  • |
  • AFP

Más de 70 años después del final de la Segunda Guerra Mundial, una de las familias más ricas de Alemania admitió que mantuvo oscuros vínculos con el régimen de Adolf Hitler.

El portavoz de la familia Reimann, Peter Harf, reveló al diario a Bild am Sonntag sobre los planes para donar 10 millones de euros (11,3 millones de dólares) a la caridad después de enterarse del apoyo de sus antepasados a los nazis y el uso de trabajo forzado que hizo su empresa durante la guerra.

"Reimann senior y Reimann junior fueron culpables. Los dos empresarios murieron y deberían haber sido encarcelados", dijo Harf.

Albert Reimann senior murió en 1954 y su hijo en 1984.

La compañía que fundaron, JAB Holding, es hoy un gigante que posee marcas que van desde Clearasil hasta Calgon.

Con una riqueza estimada en 33.000 millones de euros, se cree que la familia Reimann es la segunda más rica de Alemania.

Harf dijo que la familia comenzó a indagar en su oscuro pasado en la década de 2000, y en 2014 decidió encargar a un historiador una investigación exhaustiva de los vínculos de sus antepasados con el nazismo.

La familia contempla hacer un recuento público detallado de esta situación cuando el libro del historiador Paul Erker de la Universidad de Munich esté terminado, precisó Harf.

Al citar cartas y documentos de archivo, Bild am Sonntag dijo que Reimann senior fue un donante voluntario de las SS de Hitler desde 1931.

Su compañía fue considerada en 1941 como una firma "crucial" en la guerra, ya que producía artículos para la Wehrmacht, las fuerzas armadas unificadas de la Alemania nazi desde 1935 a 1945, y para la industria de armamentos.

En 1943 la compañía usó hasta 175 trabajadores forzados y empleaba a un capataz que era conocido por su trato cruel hacia los trabajadores.

Harf, quien confirmó las conclusiones extraídas del reporte de prensa de Bild, dijo que no se ha realizado ningún tipo de esfuerzos para dar una compensación a los trabajadores forzados.

"Pero desde entonces hemos hablado sobre lo que podemos hacer ahora", dijo. "Queremos hacer más y donar diez millones de euros a una organización adecuada".