•  |
  •  |
  • END

FERNANDO DE NORONHA / FP

Brasil anunció ayer miércoles el hallazgo de nuevos restos del avión de Air France desaparecido en el Atlántico con 228 personas a bordo, pero los expertos advirtieron sobre la dificultad para encontrar las cajas negras, claves para saber qué sucedió.

La Fuerza Aérea Brasileña identificó a las 03h40 de la mañana locales (06H40 GMT) “cuatro puntos con restos en el océano (...) 90 km al sur de la región inicialmente cubierta”, en donde se ubicaron “varios objetos extendidos en un área circular de 5 km de radio”, informó a la prensa el portavoz de la institución, Jorge Amaral.

El avistamiento incluye “un objeto de 7 m de diámetro, aparentemente”, que “podría ser una parte lateral del Airbus o del fuselaje”, dijo. Otros “10 objetos, algunos metálicos”, también fueron identificados flotando en el mar. En ninguno puede verse la inscripción ‘Air France’, aclaró.

Asimismo, una mancha de carburante de 20 km de extensión, que fue la primera imagen difundida a la prensa de esta catástrofe aérea, fue divisada al amanecer.

El ministro brasileño de Defensa, Nelson Jobim, explicó por la tarde que la mancha ya desapareció, y que la zona de búsqueda se limitó ahora a un radio de 200 km a partir del último punto de contacto con la nave desaparecida.

Jobim dijo que hasta el momento “no fueron encontrados cuerpos” de ocupantes del Airbus.

12 aviones y cinco barcos en la búsqueda

Un total de 12 aviones de Brasil, Francia y Estados Unidos, así como siete barcos, cinco de la Marina brasileña y dos mercantes --un tercero en el lugar fue dispensado--, se encuentran movilizados en o hacia la zona donde se realiza la búsqueda.

Las causas de la tragedia aún se desconocen, y los equipos de búsqueda y rescate tratan de ubicar las cajas negras que registraron los datos del vuelo que cubría la ruta Río de Janeiro-París.

Sin embargo, la Oficina francesa de Investigación y Análisis (BEA) de accidentes aéreos dijo este miércoles que es “poco optimista” sobre la posibilidad de encontrarlas.

Las autoridades francesas han reconocido que son “escasas” las posibilidades de encontrar sobrevivientes del avión, que perdió contacto con tierra a las 02H14 GMT del lunes tras anunciar averías eléctricas y de presurización, en una zona con fuerte inestabilidad climática.

En el vuelo AF 477 viajaban 228 personas de 32 nacionalidades, entre ellos 72 franceses, 59 brasileños, 26 alemanes, dos españoles y un argentino.

Esperanza de encontrar sobrevivientes

La Fuerza Aérea Brasileña, que por el lugar donde se produjo el desastre --en zona de vigilancia área de Brasil-- encabeza las búsquedas, afirma que sigue “trabajando con la hipótesis de sobrevivientes”.

Las autoridades dispusieron que, en caso de encontrar cuerpos y para el traslado de los restos del avión que sean recuperados, la isla mayor del archipiélago de Fernando de Noronha (350 km al este de la costa atlántica brasileña) sea la base de operaciones.