• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

Cada año, la llegada del invierno trae consigo la formación de tormentas eléctricas, sin embargo, no siempre que se registre un fenómeno como este será sinónimo de lluvias, lo que provoca muchas inquietudes.

¿Por qué se forman las tormentas eléctricas? ¿Cuál es la diferencia entre un trueno y un rayo? ¿Por qué las tormentas eléctricas no siempre generan lluvias? ¿Qué medidas de seguridad tomar ante una tormenta eléctrica? son algunas de las inquietudes a las que a continuación responderemos.

Lea: Niña de 7 años muere al caerle un rayo en Isla de Ometepe

Según el meteorólogo Agustín Moreira del Centro Humboldt, las tormentas eléctricas son fenómeno relativamente normal en el Pacífico, debido a la cantidad de volcanes que existen en la región.

De acuerdo con el experto del Centro Humboldt, una tormenta eléctrica es la reacción que se origina cuando dos o más masas de aire de diferentes temperaturas coexisten en un mismo espacio. Es decir, la atmósfera superior, donde se desplazan las nubes, puede estar cargada de energía positiva, mientras la atmósfera inferior (superficie terrestre), puede presentar una carga negativa, o viceversa, esta combinación de fuerzas y movimiento ocasiona vientos y puede resultar en la formación de nubes de tormenta.

Cuando se produce este fenómeno, es frecuente la producción de truenos, relámpagos y rayos, que se originan por el intercambio de cargas eléctricas entre la tierra y la atmósfera.

“Nosotros en el Pacífico tenemos una alta incidencia porque es un área altamente sobrecargada por los volcanes, en esa zona hay bastante magnetismo y eso hace que se produzca este tipo de efectos”, explicó Moreira.

De interés: Rayo mata a un hombre en Chinandega

Las tormentas eléctricas están formadas en un ciclo de tres etapas, la “etapa Cumulus”, que se refiere a la formación de nubes grises, es cuando el sol calienta la superficie de la tierra y a su vez este calor calienta el aire cercano.

El aire caliente es más ligero (tiene menos densidad) que el aire frío por lo que “sube” provocando una corriente de aire ascendente, si además, este aire húmedo se condensa en las comunes nubes grises.

Los rayos se producen por la atracción entre las cargas positivas en la tierra y las negativas en las nubes. Foto: Archivo/END

Posteriormente está la “etapa madura de la tormenta”, en la cual el peso del agua en el interior de la nube se hace insostenible y empiezan a caer gotas de lluvia.

Cuando la nube se libera de las primeras gotas de agua inicia a descender debido a al aire frío que entra a la misma, provocando que toda el agua salga de la nube.

Además: Rayo golpea a seis personas en Estelí

La nube cumulus es ahora una nube cumulonimbus por la combinación de corrientes de aire y lluvia. Esto deriva en fuerte lluvia, rayos y truenos.

Los rayos se producen por la atracción entre las cargas positivas en la tierra y las negativas en las nubes, produciendo un efecto de ida y vuelta, mientras los truenos son los ruidos que provoca la expansión del aire al paso de la descarga eléctrica generada por los yayos.

Aunque las tormentas eléctricas no pueden predecirse, sí se pueden tomar medidas de seguridad previas. Foto: Archivo/END

La última fase de la tormenta eléctrica se denomina “etapa de disipación”, generalmente dura media hora, en ese tiempo la lluvia provoca que el aire caliente no pueda subir a la nube para condensar nuevamente gotas de agua y provoca que la tormenta se disipe y las nubes desaparezcan poco a poco.

El meteorólogo Agustín Moreira, expresó que aunque las tormentas eléctricas no pueden predecirse, sí se pueden tomar medidas de seguridad previas como apagar todo tipo de electrodomésticos, no estar junto a árboles o estructuras metálicas y no usar dispositivos móviles al aire libre, todo esto con el objetivo de evitar que las cargas eléctricas atraigan a los rayos y ocasionen una catástrofe.