• San José, Costa Rica |
  • |
  • |
  • AFP

Agentes penitenciarios de Costa Rica desataron una persecución de horas para capturar a un gato que intentaba introducir teléfonos celulares a la principal cárcel del país, informaron las autoridades este viernes.

El felino fue capturado después de cinco horas de búsqueda porque se escabulló por una alcantarilla cuando un guarda de la cárcel La Reforma lo detectó.

"Se nos dificultó mucho porque se metió a una alcantarilla de unos 100 metros de profundidad, entonces hubo que esperar mucho tiempo", dijo a periodistas Pablo Bertozzi, director de la policía penitenciaria.

Cuando finalmente salió y los agentes penitenciarios lo capturaron, el gato tenía atado en el lomo una bolsa con dos teléfonos celulares, un cargador y chips.

El hallazgo ocurrió en momentos de gran preocupación en Costa Rica por el uso de teléfonos celulares en las cárceles para realizar estafas.

Grupos de delincuentes han utilizado animales de forma recurrente para hacer envíos a privados de libertad.

En 2015 fue encontrada una paloma con drogas amarradas a sus patas al ingresar a La Reforma.

Capturado en Costa Rica gato que llevaba celulares a presos / Archivo En abril de 2018 fue capturado otro gato en el Centro Penal La Reforma en Alajuela, provincia aledaña a la capital San José, que también llevaba un celular a un preso en penal de Costa Rica.

Según las autoridades de Costa rica en 2017 hubo 3,159 celulares decomisados en todos los centros penitenciarios del país.

De acuerdo con las autoridades de Costa Rica se trata de gatos entrenados para llevar este tipo de artículos y burlar así la seguridad de la cárcel.

Costa Rica captura a gato que llevaba celulares a un penal / Archivo En el 2015, la Policía Penitenciaria capturó una paloma en los alrededores de este mismo Centro Penitenciario, con 14 gramos de cocaína y 14 gramos de marihuana adheridas a su cuerpo. Según las autoridades, la captura fue parte de las acciones de los oficiales para evitar el ingreso de sustancias prohibidas en las cárceles. El animal fue trasladado al Centro de Rescate Animal Zooave ubicado en Alajuela.