• Berlín, Alemania |
  • |
  • |
  • AFP

Alemania pretende prohibir el uso de bolsas de plástico desechables que se ofrecen en las cajas de las tiendas a partir del año próximo, según un proyecto de la ministra de Medioambiente.

"La gran mayoría de los alemanes quiere esta prohibición", aseguró la socialdemócrata Svenja Schulze, durante una rueda de prensa.

Según el texto, las bolsas de plástico, incluidas aquellas marcadas como "a base de material biológico y biodegradable", dejarán de estar autorizadas a partir de 2020.

Actualmente, se encuentran disponibles en las cajas de los comercios y son de pago.

Los comerciantes dispondrán de un periodo de transición de seis meses para agotar existencias.

Según el diario Bild, que reveló el proyecto, los que desobedezcan la medida podrían ser sancionados con una multa de hasta 100,000 euros (110,000 dólares), una cifra que en cambio no fue confirmada por el ministerio. El monto de la sanción no figura en el texto.

Las bolsas de plástico finas que se encuentran comúnmente en los mostradores de frutas y verduras, quedan exentas de la prohibición.

Los comerciantes dispondrán de un periodo de transición de seis meses para agotar existencias. ARCHIVO/END.

Además, las bolsas resistentes y reutilizables serán igualmente autorizadas.

El año pasado, cada alemán utilizó de media 24 bolsas de plástico, según cifras del ministerio de Medioambiente.

Un promedio inferior al objetivo de la Unión Europea, que quiere limitar su uso en 40 bolsas al año de aquí a 2025.

En 2016, gobierno e industria del comercio acordaron reducir su consumo obligando a pagar por ellas.

Algunos distribuidores ya las prohibieron completamente, como el gigante Kaufhof. La cadena REWE intenta por su parte alentar a sus clientes a usar bolsas de malla reutilizables para transportar sus frutas y verduras, en lugar de las de plástico finas y gratuitas.

El uso de las reutilizables aumentó a 37 por persona al año desde que se debe pagar por las de plástico, según el ministro del Medioambiente.