•  |
  •  |
  • EFE

Un niño de ocho meses murió hoy en Nueva York por las heridas que le causó el ataque de un perro dóberman pinscher, mascota de la familia, informaron hoy la Policía y los servicios de emergencia de la ciudad.

El bebé murió cerca de una hora después de que ingresara en el hospital, en el que le prestaron los servicios médicos de emergencias, tras ser alertados por una llamada emitida desde la vivienda familiar, ubicada en el barrio neoyorquino de Brooklyn.

Según detallaron las mismas fuentes, el niño, llamado Andrew Stein, fue mordido en la cabeza por el perro mientras permanecía en la casa familiar al cuidado de su abuela.

La Policía de Nueva York aseguró que, de momento, no se han presentado cargos contra nadie, ya que aún se están investigando las circunstancias en que tuvo lugar el ataque, y todavía no se puede determinar qué pasará con el perro.

De momento, permanece en un centro de atención a animales, donde se le trasladó después de ser sedado, aunque, según vecinos consultados por medios locales, el perro era dócil y amigable.