elnuevodiario.com.ni
  •  |
  •  |
  • AFP

Honduras vive un clima de gran agitación política a medida que se acerca la celebración de una encuesta promovida por el presidente Manuel Zelaya este domingo, en la que se consultará a la población si quiere reformar la Constitución y permitir la reelección presidencial. Con excepción de las organizaciones populares de izquierda, todos los sectores se oponen públicamente a la consulta, que ha sido declarada ilegal por la Fiscalía y la Corte Suprema de Justicia.

Miles de personas se han manifestado en los últimos días en las calles contra esa encuesta. "Consultemos, encuestemos y votemos, no para violar la Constitución, sino para devolver la tranquilidad a la hondureñidad", demandó en un comunicado la Asociación Nacional de Industriales (ANDI). "Las personas que vayan y formen parte de un delito, pueden incurrir en un delito porque se convertirán en un acto de ilegalidad", declaró German Leitzelar, un prestigioso jurista independiente.

La encuesta, que estará a cargo del Instituto Nacional de Estadísticas, planteará la pregunta: "¿Está usted de acuerdo que en las elecciones generales de noviembre de 2009 se instale una cuarta urna para decidir sobre la convocatoria a una asamblea nacional constituyente que apruebe una constitución política?" Según el proyecto del presidente, si la respuesta es afirmativa, se instalará una cuarta urna en las elecciones del 29 de noviembre en la que se decidirá la convocatoria a una asamblea constituyente que redacte una nueva constitución que permita la reelección presidencial o ampliar el periodo del Gobierno.

Zelaya termina su período en 2010
En los comicios se instalarán urnas para la elección del nuevo presidente, 128 diputados, 20 miembros del Parlamento Centroamericano y 298 corporaciones municipales. Zelaya, que ha virado al conservador Partido Liberal (PL) a la izquierda, integrándose a la Alternativa Bolivariana de las Américas (ALBA), termina su periodo de cuatro años el 27 de enero próximo.

Pero según los críticos, la intención del presidente es ampliar su periodo presidencial, con asesoría de miembros del ALBA, para garantizar la continuidad en el poder a fin de implantar el modelo socialista en el país. La Constitución actual, que entró en vigencia en 1982, consta de 374 artículos, siete de los cuales son irreformables por el momento, entre ellos los que tienen que ver con la reelección presidencial y la forma de gobierno.

Para tratar de frenar los intentos de Zelaya, el Congreso empezó a analizar la noche del martes una Ley Especial que Reglamenta el Plebiscito y el Referendum prohibiendo la reforma de los siete artículos. Los diputados también aprobaron una moción en la que piden a la Organización de Estados Americanos (OEA) que rechace una petición de Zelaya de mandar observadores internacionales a supervisar la encuesta del próximo domingo. Sin embargo, la OEA anunció que enviará "una misión de acompañamiento que presenciará dicho acto".